Coronavirus: Miami Dade College suspende clases presenciales hasta finales de marzo
La transición al sistema extraordinario comienza este viernes hasta el 29 de marzo. Para Broward College, la instrucción del curso se suspenderá desde el sábado hasta el 22 de marzo
Miami Dade College

Las universidades de Miami-Dade y Broward cancelarán sus clases presenciales e implementarán un programa de aprendizaje a distancia para evitar los contagios por coronavirus en los espacios estudiantiles, según trascendió hoy.

La transición al sistema extraordinario comienza este viernes hasta el 29 de marzo en Miami-Dade. MDC anunció anteriormente que cerrará su Campus Médico después de que un visitante que asistió a un evento reciente no relacionado con el campus dio positivo por el nuevo coronavirus.

El anuncio llegó el jueves por la tarde y las autoridades dicen que el cierre es inmediato. Los eventos en todas las universidades también se han cancelado hasta nuevo aviso.
Para Broward College, la instrucción del curso se suspenderá para los estudiantes desde el sábado hasta el 22 de marzo. Las excepciones son para cualquier curso de experiencia de campo y academias de aplicación de la ley.

Mientras tanto, el Sistema de la Universidad Estatal de Florida, que representa a 12 de las universidades más grandes del estado, anunció el miércoles que las escuelas deberían cambiar inmediatamente a clases en línea y que los estudiantes que regresen de las vacaciones de primavera deben mantenerse alejados de los campus durante al menos dos semanas.


Los conteos de ayer jueves elevaron a 43 el número de enfermos por coronavirus en Florida, luego de que autoridades de salud de ese estado reportaran 15 nuevos casos, informan fuentes oficiales.

Esta mañana, el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, dio positivo a los exámenes de covid-19.

La epidemia de coronavirus de Wuhan, una de las mayores crisis sanitarias de los últimos años cuyas consecuencias son todavía impredecibles, se ha extendido por más de 120 países y afecta a unas 130 mil personas, de las que más de 4700 han perdido la vida.