Con gritos de "Viva Cuba libre" exiliados celebraron el 4 de Julio junto a Eliécer Ávila
Eliécer Ávila pidió a la multitud de cubanos que se "activaran" no solo contra el régimen de La Habana, sino también contra el comunismo en Estados Unidos.
Eliécer Ávila en las afueras de la Torre de la Libertad
 

Con gritos de ¡Abajo el comunismo!, ¡Viva Cuba libre! y ¡Vivan los Estados Unidos de América! una multitud de cubanos celebró este sábado 4 de Julio, Día de la Independencia de EE. UU., en las afueras de la Torre de la Libertad, en Miami.

Los presentes respondieron a la convocatoria del líder opositor Eliécer Ávila, quien se dirigió a los cubanos exiliados y encabezó la manifestación a lo largo de una hora.

“Nos hemos dado cita aquí ―dijo Ávila a la multitud― personas de diversos colores, orígenes, religiones y creencias, pero todos estamos unidos por un mismo sentimiento: la gratitud. Un sentimiento que llevamos en nuestros corazones hacia este gran país, no solamente porque en él, con trabajo y esfuerzos, pudimos satisfacer nuestras necesidades materiales (…) sino porque aquí aprendimos el verdadero significado de (…) vivir en libertad”.

Más adelante, el líder del movimiento Somos + agradeció al exilio histórico por conservar la Torre de la Libertad, un edificio que “tanto simboliza” para los cubanos.

Asimismo, pidió a los presentes que se “activen” no solo contra el régimen de La Habana, sino también contra el comunismo en Estados Unidos.

Ávila había convocado al evento “¡Gracias, América!” a mediados de junio, cuando invitó a participar a los cubanos exiliados en EE. UU. y a las personas de todas las nacionalidades que deseen agradecer a la patria de Lincoln y Washington por acogerlos.

“Estamos convocando a todos los cubanos, latinos, chinos, africanos, blancos, negros, joveros, pintos, motiaos (sic)… etc… que sientan que sus vidas han cambiado para bien gracias a las libertades y oportunidades que les ha brindado esta gran nación, (vamos) a celebrar juntos su cumpleaños diciéndole por primera vez en la vida todos juntos: gracias América”, escribió el líder opositor el pasado 15 de junio.

Ávila también planeó que la manifestación fuera una “muestra de respaldo a un país que está bajo el ataque de las mismas fuerzas oscuras que nos hicieron a nosotros (cubanos y venezolanos, sobre todo) salir de los nuestros” (en referencia al socialismo o comunismo).

Hasta hoy, Estados Unidos ha sido el país que más recurrentemente ha condenado las violaciones de derechos humanos en Cuba. Asimismo, es el lugar de residencia de miles de exiliados cubanos y sus familiares, quienes se beneficiaron de la política “pies secos, pies mojados” para regularizar su estatus migratorio en ese país.

Aunque el expresidente Barack Obama eliminó esa política que permitía permanecer legalmente en Estados Unidos a los cubanos que tocaran tierras estadounidenses, los nacidos en la Isla todavía pueden beneficiarse de la Ley de Ajuste Cubano, si entran legalmente al país y pasan un año en su territorio.

En los últimos meses Miami ha sido la sede de notables manifestaciones del exilio cubano, quienes protestan contra las violaciones de derechos humanos del castrismo y exigen una transición a la democracia en la Isla.