Capturan a Robert Tyrone, presunto asesino serial en Florida, gracias a la “genealogía genética”
​​​​​​​La policía de Florida arrestó a un presunto asesino en serie, vinculado a los asesinatos de al menos cuatro mujeres en todo el estado durante una década
Robert Tyrone, presunto asesino serial durabte la audiencia judicial en Florida
 

La policía de Florida arrestó a un presunto asesino en serie, vinculado a los asesinatos de al menos cuatro mujeres en todo el estado durante una década, informaron fuentes locales.

La Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach acusó a Robert Tyrone Hayes por el asesinato de Rachel Elizabeth Bey, de 32 años, cuyo cuerpo fue hallado en la carretera Beeline Highway en marzo de 2016. El cuerpo desnudo de la mujer fue encontrado por un trabajador de la construcción.

Hayes, de 37 años, fue arrestado el domingo por la policía de Daytona Beach, que lo pudo vincular a través de pruebas de ADN y evidencia balística a las muertes por disparos de otras tres mujeres entre 2005 y 2006. Estas mujeres son Laquetta Gunther, Julie Green e Iwana Patton, dijeron las autoridades.

Craig Capri, jefe del Departamento de Policía de Daytona Beach, dijo este lunes en una conferencia de prensa sentirse muy feliz porque “hoy que sacamos a este asesino de las calles para que nadie más pueda convertirse en una víctima”.

Este lunes el acusado apareció en una corte del condado de Palm Beach y se le ordenó permanecer tras las rejas sin fianza, por un cargo de asesinato en primer grado por la muerte de Rachel Elizabeth Bey.

 

 

Bay fue golpeada, estrangulada y agredida sexualmente. De acuerdo con el reporte de CBS, dos de los hermanos de la víctima asistieron a la audiencia de Hayes, quien contó con un defensor público nombrado por un juez.

La genealogía genética, es el nombre del método empleado por los investigadores para identificar al sospechoso.  El procedimiento compara los perfiles de ADN de sospechosos desconocidos con información genética disponible en las bases de datos de genealogía, y así identificaron a Hayes, según las autoridades. La genealogía genética, sin embargo, se considera un método “emergente y controvertido”.

Jennifer Friedman, una defensora pública de Los Ángeles, está entre quienes cuestionan el método que parece ser cada vez más popular en Estados Unidos. Según un reporte de AP sobre otro caso cuyo sospechoso fue detectado gracias a la genealogía genética, Friedman considera que “surgen muchos problemas al vincular a personas con crímenes usando información genética de la familia, incluido el hecho de que la mayoría de la gente probablemente no querría ver a un familiar arrestado a partir de su muestra de ADN”.