Arrestan a cubano en Hialeah por amenazas a homosexuales, nicaragüenses y colombianos

Un joven cubano residente en Hialeah fue arrestado el pasado martes por presuntamente haber amenazado de muerte a homosexuales, nicaragüenses y colombianos en Twitter.

La policía de esa demarcación de la Florida, Estados Unidos, comunicó que Lázaro Lesteiro-Díaz, de 19 años, fue encerrado después de sus presuntas amenazas en la red social del pájaro azul, según las cuales mataría a personas basándose únicamente en su raza.

En varias imágenes circuladas, también vía redes sociales, Díaz se ve con rifles y pistolas de alta potencia. Un ejemplo son las imágenes compartidas en un tuit por el periodista Roy Ramos, de la televisora Local 10 WPLG, afiliada de la cadena ABC.

El informe del arresto, citado por el canal 7 de Miami (WSVN), detalla que la policía federal se enteró de las amenazas al revisar el perfil de Twitter del acusado, donde había “numerosas publicaciones” que mencionaban que éste iba a “la zona noroeste y la Pequeña Habana de Miami para matar homosexuales, negros, nicaragüenses, colombianos y todo tipo de indios”.

Luego del arresto, Lesteiro-Díaz compareció frente a un juez el miércoles. El detective de la policía de Hialeah Kinshun Mui, en declaraciones a WSVN, comentó que el cuerpo policial preferiría que no se le concediese la fianza, cifrada en 75 mil dólares, porque representa una amenaza para la sociedad.

"Nos gustaría no se le diese fianza, o que al menos se le pusiese bajo arresto domiciliario. Creemos que este individuo es una amenaza para la seguridad pública”, dijo Mui.

Los requerimientos policiales fueron tenidos en cuenta por el juez de la comparecencia del miércoles, quien afirmó que “la fianza de 75 mil dólares, más el arresto domiciliario, son las condiciones” del caso. “Me preocupa que tenga acceso a las armas y que ha hecho múltiples amenazas para dañar a personas al azar”, afirmó el magistrado".

De tal suerte, si Lesteiro-Díaz paga la fianza no andará en libertad, sino que será puesto bajo arresto domiciliario hasta la fecha del juicio.