Covid-19: Gobernador DeSantis comprará tratamientos con anticuerpos directamente del fabricante

Gobernador de Florida comprará directamente a laboratorios tratamientos de anticuerpos monoclonales para tratar pacientes con coronavirus tras las restricciones del gobierno Biden
Gobernador de Florida acusa a Biden de revancha partidista y se pronuncia sobre decisión de reducir drásticamente los tratamientos con anticuerpos monoclonales
 

Reproduce este artículo

El gobernador de Florida, Ron DeSantis sostuvo conversaciones con ejecutivos de GlaxoSmithKline y estima que su estado podrá comprar anticuerpos monoclonales directamente a la compañía para sortear la restricción de distribución del tratamiento por parte del gobierno Biden justo cuando se ha dado un aumento en la demanda en los estados del sur.

El 9 de septiembre, el presidente Joe Biden dijo que su administración aumentaría en un 50% los envíos de anticuerpos monoclonales durante este mes. Unos días más tarde, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS por sus siglas en inglés) tomó el control del suministro y la distribución de anticuerpos monoclonales. DeSantis subrayó que esta "reducción dramática” es doblemente problemática, pues afecta a los sistemas hospitalarios del estado.

De acuerdo al gobernador, la administración Biden restringe la distribución y a la vez hace responsables a los estados del abastecimiento de los tratamientos. Por lo tanto, DeSantis anunció que se va a asegurar de que Florida “pueda superar los obstáculos que el HHS y la administración Biden” están imponiendo a Florida.

El senador Marco Rubio (R-FL) también se pronunció al respecto: “Los tratamientos con anticuerpos no son un sustituto de las vacunas, pero han evitado miles de hospitalizaciones, incluso en casos de gran avance”. Rubio dijo en su cuenta de Twitter que “En un movimiento que huele a venganza partidista contra estados como Florida, la administración Biden está racionando estos tratamientos”.

Los anticuerpos monoclonales son proteínas elaboradas en laboratorios que imitan la capacidad del sistema inmunológico para combatir patógenos dañinos como los virus. Casirivimab e imdevimab se dirigen en contra de la proteína del SARS-CoV-2. “La autorización de emergencia de estos anticuerpos monoclonales administrados juntos ofrece a los proveedores de atención médica otra herramienta para combatir la pandemia”, dijo Patrizia Cavazzoni, M.D., directora interina del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA.

Los estudios demostraron que casirivimab e imdevimab, administrados juntos, reducen la hospitalización relacionada con el covid-19 y las visitas a la sala de emergencias en el caso de los pacientes con alto riesgo. La FDA autorizó las terapias con anticuerpos monoclonales considerando que estas pueden ayudar a los pacientes ambulatorios a evitar la hospitalización.

Tags