Sor Nadieska Almeida: "¿Es tan difícil permitir una marcha legítima en sí misma?"

La Superiora de las Hijas de la Caridad en Cuba denuncia la represión de la que han sido víctimas los impulsores de la manifestación del 15N
Sor Nadieska Almeida: "¿Es tan difícil permitir una marcha legítima en sí misma?"
 

Reproduce este artículo

Sor Nadieska Almeida Miguel, Superiora de las Hijas de la Caridad en Cuba, se pronunció sobre la Marcha Cívica por el Cambio, convocada para el 15 de noviembre dentro de la Isla y cuestionó al régimen cubano: "¿Es tan difícil permitir una marcha que es legítima en sí misma?".

En la Súplica Abierta, publicada este 9 de noviembre por la página de Facebook 'Areópago Cubano', la religiosa menciona la represión de la que han sido víctimas los impulsores de la manifestación del 15N.

"Desde la propuesta de la marcha pacífica, planificada con antelación y respeto, también con una invitación clara a la libertad de expresión, derecho de cualquier ciudadano en cualquier lugar del mundo, desde esa respetuosa propuesta, hemos sido testigos de respuestas totalmente contrarias, incluso arbitrarias: actos de repudio, llamadas telefónicas amenazantes, golpizas propiciadas por agentes de la policía, quienes supuestamente están para acompañar y proteger a todo el pueblo, citaciones para advertencias, detenciones de jóvenes, difamaciones en medios oficiales... y así, podemos seguir nombrando", agregó.

Posteriormente envió varias preguntas al régimen de La Habana: "¿Es ese el modo de pensar como país? ¿Es eso lo que queremos que aprendan las generaciones que se están formando?¿Es esa la manera de recuperar a nuestra patria? ¿Es tan difícil permitir una marcha que es legítima en sí misma? ¿Acaso no será más fácil dejar que cada quien exprese su sentir?".

Sor Nadieska añadió que "¿Cómo es posible que mientras unos ofrecen caminar vestidos de blanco con una rosa en la mano, recordando el poema de nuestro querido José Martí, a otros los preparen con fusiles, bates y consignas de muerte? Esto solo nos conduciría al enfrentamiento entre cubanos, entre hermanos".

La Superiora de las Hijas de la Caridad pidió detener la violencia y buscar la paz y estabilidad social "partiendo del respeto, de la tolerancia, de escuchar a todos, porque todos contamos. 
Basta ya... de dejar que este pueblo siga sumergiéndose en la pobreza y de hacer caer la responsabilidad en quienes no la tienen. Seamos conscientes de nuestras responsabilidades como ciudadanos y apuntemos todos hacía un futuro mejor".

"Tú y yo, por el simple hecho de pensar diferente, no somos enemigos. Y hasta que no aprendamos el hermoso arte de acoger la diferencia como una riqueza, hasta que todos no la aprendamos, nuestra Cuba seguirá siendo un lugar de partida y no de llegadas, seguirá siendo un cómodo lugar para el turista y un castigo para casi todo el que vive en ella", señaló.

En noviembre de 2020 Almeida Miguel también criticó mediante una carta pública la dolarización del país y escasez de artículos de primera necesidad.

"No permitamos que se apaguen nuestros anhelos de entregar a las nuevas generaciones una Cuba mejor, donde ellos se sientan parte y no renuncien a sus sueños de darle a ésta, su patria amada, lo mejor y más genuino de cada uno, muchos niños y jóvenes están muy cerca de nosotros, no los defraudemos con nuestras quejas, agobios, démosle razones para vivir", concluye la carta de 2020.

Sor Nadieska Almeida Miguel es Superiora de las Hijas de la Caridad en Cuba. Actualmente preside la Conferencia de Religiosos de Cuba (CONCUR).