Robo en Iglesia católica de Manzanillo
Los ladrones, de poca monta y no muy inteligentes, sustrajeron los artefactos del lugar y los guardaron en una casa a pocas cuadras de la iglesia
El párroco de la Iglesia conversa con la comunidad y las autoridades
 

Reproduce este artículo

La Iglesia Católica de Cuba agradeció hoy la colaboración de la Policía para restituir bienes robados en la capilla La Guadalupe, ubicada en calle Esperanza entre Joaquín oro y Rafael Oro, Manzanillo.

“En nombre de la Iglesia Católica agradecemos de corazón el trabajo de todos ustedes para encontrar los ventiladores. Necesitamos vivir todos tranquilos. Eso no se debe hacer”, fueron las palabras del párroco principal de la iglesia La Purísima Concepción, fray Antonio Martins Barros a las autoridades, a quienes les entregó varias estampitas y rosarios que estos dieron luego a los niños de esta comunidad.


Los ladrones, de poca monta y no muy inteligentes, sustrajeron los artefactos del lugar y los guardaron en una casa a pocas cuadras de la iglesia. La puerta del templo quedó en mal estado luego del robo, pues la forzaron con una pata de cabra el lunes último.

El clero del templo retiró objetos de valor espiritual y económico para evitar otros robos.

El mayor Yanier López Mejías, jefe del órgano de Instrucción Penal en el municipio fue quien estuvo al frente del proceso, junto al capitán Ailier Pérez Vallejo, jefe de estación de la PNR, el primer teniente Mariano Jiménez López, el primer suboficial Yasel Sosa Moreno y otros peritos.

La parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe fue construida en 1782, sin embargo, la primera procesión ocurrió el 12 de diciembre de 1813. La Virgen llegó a Cuba gracias a emigrantes de la Península de Yucatán, que deseaban profesar su fe en nuestro país.

La Virgen de Guadalupe es considerada Patrona de la ciudad de México desde 1737, Patrona de América Latina en 1945, y el Papa Juan Pablo II, en el año 2000, la reconoció oficialmente como Reina de México y Emperatriz de América.