Perros y gatos a los cocodrilos en Mayarí
Los activistas por los derechos de los animales han pedido un trato más justo, pero las autoridades hacen oídos sordos
Protesta contra Zoonosis, Cuba
 

Luego de que el Ministerio de Salud Pública reportara el pasado mes de mayo dos muertes por contagio de rabia provocadas por la mordida de un gato callejero en Mayarí, Holguín, las autoridades han desplegado una verdadera cacería contra todo animal que encuentren en las calles.

Este reportero contactó con Daina Peña Vázquez quien, desde su cuenta de Facebook, ha venido denunciando la captura y asesinato de perros y gatos indiscriminadamente en la localidad.

En video publicado por Daina en su muro puede verse el testimonio de un señor que afirma que los animales en efecto están siendo arrojados con vida a los cocodrilos en el parque infantil local.

Según la fuente mencionada el carro de Zoonosis recogió perros en Nicaro y llegaron al parque infantil donde, a la vista de al menos seis testigos, arrojaron vivos a dos animales para que fueran devorados por los reptiles.

La protectora animal comentó a ADN Cuba: “No se puede seguir así, ellos, los de higiene en Mayarí, prometieron no hacer más recogidas y no cumplieron con su palabra, son unos sádicos mentirosos”.

La denuncia también fue publicada por el grupo de apoyo y protección animal sin fines de lucro BAC Holguín. “Luego de muchas conversaciones con los directivos de higiene y epidemiología de Mayarí, se creyó haber llegado a un acuerdo, que fue quebrado y continúan con las recogidas de animales callejeros aún después de haber sido controlado el brote de rabia en dicho municipio”.

En la misma publicación el grupo informa: “… también nos llegó reporte donde se denuncia al carro de Zoonosis alimentando con dos perros vivos a los cocodrilos del parque infantil, lo que es un acto de crueldad gigantesco”.

Por su parte, Daina Peña informa en la misma publicación que los animales que han sido sacados presentan visibles muestras de maltrato y no hay constancia de que sean alimentados adecuadamente en el periodo de las 72 horas que permanecen en el local de observación de Zoonosis.

También se advierte que el número de jaulas en el local ha aumentado desde 5 a diez lo que para los protectores significa que las recogidas van a continuar produciéndose.

“Pedimos cumplan con el acuerdo, que detengan las recogidas de zoonosis, respeten nuestros perros comunitarios que ya han sido debidamente atendidos. Por favor su vida también es importante”.

Mientras esta tragedia se extiende, el sitio digital al www.día.cu a propósito de celebrarse el cinco de junio el día mundial del medioambiente publicó un artículo donde asegura que en la provincia se hacen acciones en la siembra de árboles, el saneamiento de las playas, la educación ambiental en comunidades montañosas y mantenimientos en los sistemas de residuales del territorio.

Al parecer, para las organizaciones estatales proteger el medioambiente no incluye la protección a los animales domésticos. Recordemos que en Cuba aún no se cuenta con una legislación que tome en cuenta la vida y los derechos de los animales.

Escrito por Emilio García