Ministerio del Transporte reconoce error al incluir iglesias en lista de infractores
El pasado 2 de marzo la Dirección General de Transporte Provincial de La Habana (…) publicó incorrectamente una relación de vehículos pertenecientes a instituciones religiosas, reconoció la entidad
crisis de transporte en Cuba
 

Reproduce este artículo

El Ministerio de Transporte (Mitrans) reconoció hoy en una aclaración enviada a medios oficiales de la Isla que se equivocó al incluir a varias iglesias entre las instituciones “estatales” que violaban la norma de dar “botella” en las paradas.

“Lamentablemente, el pasado día 2 de marzo la Dirección General de Transporte Provincial de La Habana (…) publicó incorrectamente una relación de vehículos pertenecientes a instituciones religiosas y fraternales (…) que no se detuvieron ante la señal de los inspectores para recoger pasajeros, sin que estas tengan tal obligación según lo establecido. Dicha relación fue reproducida por varios medios de comunicación masiva”, reconoció la institución.

“El Mitrans reconoce y agradece la actitud de conductores de estas entidades y de vehículos del sector particular, los que, sin estar obligados, contribuyen voluntariamente con la transportación de la población, al tiempo que insta a los directivos de las entidades estatales a cumplir lo indicado”, agregó.

La víspera, la Iglesia Presbiteriana-Reformada en Cuba envió una carta de protesta al Mitrans por incluirla entre las instituciones que violan la directiva de recoger pasajeros en las paradas, una medida excepcional para enfrentar la crisis del transporte.

La misiva, fechada el 3 de marzo, fue provocada por un artículo publicado en los medios digitales Cubadebate y Tribuna de La Habana, en el que aparecía esta denominación religiosa como una de las instituciones “del Estado” cuyos vehículos pasan de largo y dejan varados a los pasajeros.

“Consideramos inadecuado que, conociendo el carácter laico de nuestra nación, reafirmado en el artículo 15 de nuestra última Carta Magna aprobada el pasado año 2019, se nos incluya en un listado de ‘entidades poseedoras de vehículos estatales”, explican los líderes firmantes del texto.


El documento explica que los vehículos de esta congregación religiosa se han detenido en más de una ocasión, voluntariamente y por impulso de solidaridad, a recoger personas en las calles. La Iglesia, dice la misiva, es consciente de la crisis del transporte que vive el país.

“Para nada lamentamos que la nueva coyuntura nos pida un poco más de sacrificio para palear las dificultades que atravesamos porque nada nos separa del resto de las cubanas y los cubanos que enfrentar diariamente esas dificultades. Somos también ‘pueblo’ de Cuba”, agregó la carta.

La lista publicada por las autoridades cubanas incluyó a más de un centenar de instituciones, lo mismo vehículos dependientes de GAESA, numerosos organismos estatales y casi todas las denominaciones religiosas.

En los últimos meses, la situación del transporte público en la isla ha empeorado notablemente, por restricciones a la venta de combustible a causa de recientes sanciones de la administración norteamericana.