Gobierno venderá apenas 8 mil cerdos para fin de año en Cuba
Desde septiembre pasado, el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel anunció que el país entraba en una nueva crisis, a la que llamó "coyuntural"
Gobierno venderá apenas 8 mil cerdos
 

Reproduce este artículo

El gobierno cubano, que controla a través del Ministerio de Agricultura todo lo relacionado con alimentación, anunció que venderá para este fin de año apenas 8 mil cerdos en ferias agropercuarias.

Yasser Hamed Jassen Santiesteban, jefe de División Tecnológica Porcina, declaró a ACN que Santiago de Cuba y La Habana serán las provincias donde se acumulará el mayor número de estos ejemplares.

Además, Jassen Santiesteban dijo que se han distribuido los productos por las diferentes zonas del país "para lograr que la demanda sea suplida lo mejor posible".

En La Habana por ejemplo, las ferias agropecuarias tendrán lugar el 28 de diciembre, las de Las Tunas el 24 y 29, y las de Villa Clara del 26 al 31.

Debido a la "situación coyuntural", los productores porcinos están solicitando unas 12 mil hectáreas para dedicarlas al cultivo de yuca, boniato, sorgo y caña.

Desde mayo, el régimen viene regulando la venta de productos alimenticios, de aseo y de higiene con el fin de evitar supuestamente el acaparamiento, debido a la escasez y desabastecimiento existente en la red de comercio minorista del país.

Cuba, con 11,2 millones de habitantes, importa entre el 60 y el 70 % de los alimentos que consume por un valor anual que se eleva a más de 2.000 millones de dólares.

 

En septiembre pasado, el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel anunció que el país entraba en una nueva crisis, a la que llamó "coyuntural", aunque con características muy parecidas al fatídico "Período Especial".

En la década de 1990 la isla padeció un fuerte desabastecimiento de combustible, que impactó en las redes de transporte urbano e interurbano, y provocó constantes y largos apagones eléctricos que se sumaron a la escasez de alimentos y otros bienes.

Díaz-Canel llamó a retomar medidas que "en su momento resultaron útiles y también pueden serlo ahora" y afirmó que no se puede retornar a la "ineficiencia" en las actuales circunstancias que vive Cuba.