Hijo de William Levy regresa al béisbol, un año después de su accidente

“No podría haberlo hecho sin él de arriba y mi familia”, dijo el chico de 15 años que en octubre de 2020 tuvo un terrible accidente
Hijo de Levy
 

Reproduce este artículo

El hijo del actor cubano William Levy y la actriz mexicana Elizabeth Gutiérrez, Christopher Alexander Levy, regresó a los terrenos de béisbol, un año después de un terrible accidente que lo dejara sin caminar durante varios meses y sometido a cirugías y terapia.

“¡Se siente bien estar de regreso! No podría haberlo hecho sin él de arriba y mi familia”, escribió el chico de 15 años en Instagram. También colgó un video donde se le ve en el campo corto sacando un out y donde se escucha a su madre aplaudir y gritar: “Yes”.

“Mi corazón está repleto de gratitud y felicidad. Te amo mi niño”, agregaba su madre en las redes sociales con el video de la jugada del adolescente. El cubano también reaccionó a la vuelta de su benjamín a los estadios y agradeció a Dios por ello.

Tras un año de terapias, rehabilitación física y cinco cirugías, el hijo mayor de los Levy-Gutiérrez está de regreso al deporte que lo apasiona. El año pasado, el 5 de octubre, Christopher sufrió un accidente luego de que el cochecito eléctrico en el que viajaba con dos acompañantes se volcara.

Las jovencitas que iban con él salieron expulsadas del carrito de golf, mientras que Levy se llevaba la peor parte, pues una de sus piernas quedó atrapada debajo del vehículo. Luego de ese amargo episodio, el adolescente regresa al deporte que quiere como futuro de su vida.

A finales de septiembre William se sinceró sobre lo difícil que fue para su familia enfrentar el accidente de su hijo Christopher, que lo llevó durante un tiempo a una silla de ruedas. El protagonista de la nueva versión de “Café con Aroma de Mujer” afirmó que fue muy difícil sobrellevar los largos meses de rehabilitación de su primogénito.

“Fue un momento difícil la verdad. Él estaba como el mejor jugador en Estados Unidos. De un momento verlo jugar y pasar de eso a otro día cargarlo, llevarlo al baño y verlo en silla de ruedas fue un poco difícil”, dijo.

“Gracias a Dios después de un año, de terapias y de cinco cirugías ya está bien. Está regresando al campo de béisbol, haciendo sus actividades y ahí estamos, dando gracias todos los días, porque él logró hacer lo que ama”, concluyó.