Actor de “El rostro de los días” agradece a los cubanos que ven la novela desde el extranjero
El actor cubano Roberto Espinosa Sebazco, más conocido como René o El Machi por su papel en la telenovela “El rostro de los días” agradeció a la audiencia cubana que reside en el extranjero y sintoniza la novela.
Actor de “El rostro de los días” agradece a los cubanos que ven la novela desde el extranjero
 

Reproduce este artículo

El actor cubano Roberto Espinosa Sebazco, más conocido como René o El Machi por su papel en la telenovela actual “El rostro de los días” agradeció en una entrevista reciente a la audiencia cubana que reside en el extranjero y sintoniza la novela.

“Quiero agradecer a todas las personas que se pusieron en sintonía con la novela. A todos los cubanos que la siguen desde otros países. Es muy bueno que, estando fuera de casa quieran ser parte de nosotros. Estas cosas hacen que ellos vuelvan de nuevo a casa. Y eso nos pone muy contentos”, expresó en una entrevista publicada por el blog Con arte y vida.

A raíz de su personaje varios comentarios críticos y amenazantes han circulado en las redes sociales y las calles cubanas contra él. El tema del abuso sexual a menores de edad ha salido a la palestra pública y el acoso del que es víctima este artista, sin embargo, Espinosa Sebazco destaca que varias figuras del mundo artístico lo defienden en esta situación donde prima la ignorancia por encima del raciocinio.

“Muchos amigos del ámbito artístico y personal como también muchos espectadores me han apoyado y le han aclarado la situación a muchas personas que no vienen con buenos criterios. Te digo la verdad, estoy en casa tranquilo, aunque estoy viendo todo lo que ha sucedido a mi alrededor debido a mi personaje en El rostro de los días. Hay mucha gente que se ha molestado por los feos comentarios publicados y han salido en mi defensa”, dijo.

Uno de los rostros de la actuación cubana como Nancy Morejón ha salido en defensa del joven actor debido a la polémica que generó su personaje:

 “Sé que hay muchas personas criticando a Roberto por su interpretación del Machi. Y no es lo correcto. También hay muchos defensores criticando a esas personas que ejercen su derecho a la crítica. Considero que ni unos ni otros deben continuar con improperios. Nuestro trabajo es mejor cuando provoca el debate y la reflexión. Solo debemos cuidar las formas”, comentó la actriz.
Otras como el actor Roberto Gil, quien interpreta a Saúl, el novio de la hijastra abusada por René escribiño en Twitter que: “Señores, ayúdennos a parar el acoso que está sufriendo Roberto Espinosa (Machi) en las redes, la gente ya no tiene límites y están mezclando la ficción con la realidad, así que si ven algún comentario contra su persona, contrarréstenlo! Saludos”.

El crítico de cine Frank Eduardo Padrón lamentó estos sucesos que no son exclusivos de esta telenovela:
“El cristal del auto de Verónica Lynn rasgado cuando la telenovela ‘Sol de batey’ en castigo por tantas villanías del personaje; un ojo de Ángel Toraño casi perdido por el taconazo de una mujer, también en acción punitiva a su ‘malo’ de turno, otra que en una parada susurra muy seria a una actriz que hace de madre: ‘oye, entre nosotras, tu hija se está viendo con el novio a tus espaldas’ y ahora, Roberto Espinosa, el padrastro violador de la adolescente en ‘El rostro de los días’, atacado por la acción del personaje. 

Esta increíble realidad, que parece más ficción que la propia ficción, solo puede concebirse en seres aneuronales, sin cerebro, RMs agudos ...pero no son pocos. (Con)fundir así ficciones y realidades debe ser estudiado por culturólogos, críticos de arte y sobre todo...por siquiatras. Mientras tanto, multa y prisión a los agresores, y allí: a protagonizar ‘novelas’ carcelarias”, escribió el crítico en su Facebook.

Quienes hoy acosan al Espinosa Sebazco ignoran los límites entre realidad y ficción y enturbian el debate sobre el abuso sexual, un debate tan necesario en la Isla donde los medios de prensa oficiales minimizan temas medulares como el feminicidio en la sociedad cubana y demeritan la labor de organizaciones independientes dedicadas al apoyo a mujeres víctimas de abuso sexual y de violencia de género.