Universidad de La Habana cancela conferencia de académico norteamericano Ted Henken por "reunirse con disidentes"

Continuamente el gobierno cubano denuncia varios tipos de los que ellos asumen como "injusticias" por parte de Estados Unidos a catedráticos, sin embargo una última acción de la Universidad de La Habana deja mucho qué desear.

“La Universidad de Rutgers me informó hoy que la canciller de la Universidad de La Habana, Miriam Nicado García, ha rescindido mi invitación para presentar mi trabajo en una conferencia copatrocinada por las dos universidades que tendrá lugar esta semana en La Habana”, explica el académico norteamericano Ted Henken en su perfil de Twitter. “La Universidad de La Habana no ha podido o no ha querido dar una explicación académica de que no me hayan invitado a la conferencia en el último minuto, incluso después de que el programa hubiera estado disponible públicamente en línea durante meses”, añade.

El profesor Ted A. Henken cuenta con un Doctorado del Centro Roger Thayer Stone de Estudios de América Latina de la Universidad de Tulane. Es Profesor Titular de Sociología en el Departamento de Estudios Negros y Latinos. Ganador del Premio a la Excelencia Presidencial de Baruch College en Enseñanza Distinguida (2007), Henken se especializa en cursos sobre cultura y sociedad cubana contemporánea, sociología de Internet, América Latina contemporánea, latinos en los EE. UU., Racismo y relaciones étnicas, sociología de la religión , migración internacional y cursos comparativos de estudios urbanos en La Habana, Nueva York y Nueva Orleans.

Henken declaró en la red social que “los funcionarios de la Universidad de La Habana solo pudieron decir que “me he encontrado con disidentes” en viajes anteriores a Cuba y que nunca he colaborado con su institución académica antes”.“Sin embargo, este razonamiento esencialmente admite que no ser invitado no tiene una base académica y que todo se trata de política, lo que da crédito a la afirmación de que #Cuba Las universidades son sólo para revolucionarios”, expresó.

El académico expresó además que "Sin embargo, esta falta de razonamiento claro esencialmente admite que el hecho de que me hayan suspendido no tiene base académica alguna y solo responde a la política, lo que da crédito a la afirmación horrorosa de que las universidades cubanas son "sólo para revolucionarios" 

Alega que este caso no se trata solo de él. "Se trata de la libertad académica y las colaboraciones entre las universidades de EEUU y las cubanas, y si la colaboración solo es posible bajo las rígidas restricciones ideológicas cubanas y si uno está dispuesto a imponerlas a todos asistentes"

El académico norteamericano comenta que esta situación es especialmente desalentadora ya que el trabajo que iba a presentar trataba sobre su relación con el proyecto dinámico e innovador Arte Corte Cuba. El mismo figura como un proyecto de solidaridad empresarial en La Habana Vieja, que estaba programado para presentar junto a Camilo Condis y Papito, quienes además son los que llevan a cabo dicha idea en el conocido "Callejón de los peluqueros". El trabajo que se pretendía exponer se titula “Between the 'Party Line' and the 'Bottom Line'" y acaba de ser publicado como un capítulo en un nuevo libro de OUP Academic