Médicos cubanos demandan a OPS

La Organización Panamericana de la Salud solicitó a un juez durante el pasado jueves el desecho de la orden judicial que permite a tribunales en Miami abordar una demanda hecha por parte de médicos cubanos desertores, quienes alegan la conspiración de manos de la institución internacional Cuba y Brasil para obligarlos a trabajar de manera forzada.

Los demandantes quienes participaron en el programa entre 2013 y 2017, forman parte de los más de 10.00 médicos y profesionales de la salud de Cuba, que participaron en el programa “Mais Medicos” en Brasil. De ellos cerca de 3.500 fueron desertores y residen actualmente en Estados Unidos.

Durante la audiencia que tuvo lugar en los tribunales federales del centro de Miami, los abogados de la OPS exigieron que se descarte dicha demanda, teniendo en cuenta que se trata de una organización internacional que es protegida por leyes que le dan inmunidad a Estados extranjeros. También solicitaron que en su defecto se transfiera la demanda a Washington DC, donde se encuentra la sede de la institución.

Patrick Carome, uno de los abogados de la OPS dijo que .“Está claro que las organizaciones internacionales gozan de inmunidad de demandas y procesos judiciales”, agregando que  “La corte tiene dos opciones: desechar la demanda porque la jurisdicción es incorrecta, o transferirla a otro distrito”, 

Por su parte el juez Darrin Gayles dijo que tomará una decisión pronto.

Los demandantes alegaron haber sido víctimas de tráfico humano y que la OPS sólo les pagó un 10% o menos de los honorarios que Brasil le abonó a la institución por sus servicios. De igual manera afirman que producto al trato inhumano y esclavizante a los que fueron somentidos los médicos cubanos en Brasil, la organización ganó $75 millones de dólares mediante administraciones gubernamentales.

De igual manera el régimen encabezado por Miguel Díaz-Canel no se quedó con los bolsillos vacíos recibiendo la suma de mil 300 millones de dólares.

Los demandantes --Ramona Matos Rodríguez, Tatiana Carballo Gómez, Fidel Cruz Hernández y Russela Margarita Rivero Sarabia-- alegan que tanto la OPS como sus funcionarios Joaquín Molina y Alberto Kleiman se unieron a la conspiración con otros empleados así como con ministros de Cuba y Brasil para crear el programa, el cual tenia como fin llevar médicos cubanos al gigante sudamericano a tratar poblaciones en regiones remotas.