“Ellos tienen métodos para desaparecernos”: denuncian amenazas del régimen cubano
En un contexto en que Cuba sale elegida para el Consejo de Derechos Humanos, al interior de la isla la represión crece, sobre todo contra activistas y miembros de organizaciones como la Alianza Democrática Oriental.
“Ellos tienen métodos para desaparecernos”
 

Reproduce este artículo

Los miembros de la Alianza Democrática Oriental, Yeris Curbelo Aguilera y Yusmel Acosta Aguilera, que fueron citados ayer 13 octubre para la unidad policial de Guantánamo conocida como Parque 24, terminaron amenazados con cárcel por un oficial de la policía política.

En este contexto y a pesar de las no pocas denuncias de organizaciones dentro y fuera de Cuba, el régimen castrista acaba de obtener una silla en la Comisión mundial de derechos humanos. Pero hace todo lo contrario en ese cómodo asiento que ocupará por los próximos dos años, largos para quienes son reprimidos en diferentes provinncias del país. 

“No es razonable que una dictadura que ha reprimido por más de seis décadas a sus ciudadanos, como a mí, que he tenido que ir a prisión en varias ocasiones, me han dado golpe delante de mi hijo y de mi madre, sea incluido en ese organismo”, dijo indignado a Cubanet Yeris Curbelo Aguilera.

Relató además cómo al llegar a la estación policial tres agentes de la Seguridad del Estado ya los esperaban. "Aunque inicialmente la citación era para Yusmel, le informaron que también iban a hablar con él", reportó Cubanet sobre las declaraciones de los afectados.

Añadió Curbelo Aguilera: “Yo les dije que no me habían citado, y por eso yo no tenía que hablar con ellos, pero decidieron entrarme por la fuerza. Me multaron con 600 pesos por el 24 de septiembre haber participado en la campaña Compromiso Democrático, en el municipio Caimanera, donde resido”.

Por su parte Acosta Aguilera refiere que la policía política le dijo que habían aprobado 10 casos para llevar a prisión, y que ellos no perdían nada con que él fuera uno. "Todo por entregar en el municipio de Caimanera fotos de José Martí”, detalló Acosta Aguilera.

Ambos activistas dejaron claro su desacuerdo con la reciente inclusión de la Cuba oficialista en el Consejo de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Llevamos más de 60 años soportando que nuestros derechos sean atropellados”, sentenció uno de ellos.

En los postes del oriental municipio, los dos activistas habían pegado fotos del Apóstol, pero la campaña derivó en amenazas y agresiones por parte del régimen cubano.

Yusmel Acosta Aguilera denuncia que los oficiales de la Seguridad lo amenazaron con que si seguía pegando fotos como activista, lo iban a golpear, y no iba a saber más de su familia: "porque ellos tienen métodos para desaparecernos”, dijo. “Yo no he cometido ninguna ilegalidad, yo solo lucho por la independencia de Cuba”.

De todos modos, le impusieron una multa de 600 pesos. No solo se trata de dinero o amenazas, sino que el régimen llega a la agresión física: "El oficial que se hace llamar Luis Ángel agredió en la cabeza a Curbelo Aguilera", denunció Yusmel. “Me dijo que eso no era nada, que ellos me podían matar si querían. Que ellos no estaban de acuerdo, ni iban a permitir mi acción en las calles”. Recientemente, incluso, extremistas llegaron a decir que las calles cubanas son para los revolucionarios.