Denuncian discriminación hacia cubana convertida al islam

Samira está siendo discriminada y segregada por su adhesión al islam, e incluso ha sido amenazada con expulsión del trabajo por usar su hiyab
Denuncian discriminación hacia cubana convertida al islam
 

Reproduce este artículo

La comunidad Cubanas Musulmanas en su página de Facebook denunció este 28 de abril que la ciudadana Niurbelis Salas Quiala, de nombre islámico Samira está siendo discriminada y segregada por su adhesión al islam, e incluso ha sido amenazada con expulsión del trabajo por usar su hiyab.

Lo contradictorio de este caso es que Samira lleva 3 años en su puesto de trabajo sin que algún funcionario o directivo la haya requerido antes por su atuendo. Samira, que labora labora en la Tienda perteneciente a la Corporación Címex, La Feria, sito en 51 y 162, Marianao, siempre ha tenido buen comportamiento y es querida en su comunidad.

La denuncia, Facebook mediante, cuenta que el 23 de abril su jefe directo le informó que la Jefa de personal de la entidad, Madelaine Palacio Hernández, le comunicó que Samira no podía continuar trabajando con hiyab

“Esto no es una feria de musulmanes”, había dicho Madelaine pasando por encima del artículo 3 inciso b) del Código de Trabajo y Seguridad Social donde dice: “todo ciudadano en condiciones de trabajar, sin distinción de raza, color, sexo, religión, opinión política u origen nacional o social, tiene oportunidad de obtener un empleo con el cual pueda contribuir a los fines de la sociedad y a la satisfacción de sus necesidades” 

La jefa de personal, con su comentario discriminatorio, también viola otros capítulos de la propia Constitución de la República. En dos de sus artículos, el 57) y el 62) se insinúa: protegen la libertad de religión, derecho a profesar o no creencias religiosas, a cambiarlas y practicando la religión de su preferencia, y que refrenda la igualdad de todos ante la ley y la protección y trato por, en este caso, creencia religiosa, respectivamente.

Este acto lesivo a la dignidad de cualquier ser humano es también condenado por el Código Penal Vigente o Ley 62 en su artículo 294.2 Contra la Libertad de Cultos, con una posible sanción de privación de libertad de seis meses a dos años o multa de cien a trescientas cuotas o ambas, o por el artículo 295.1 referente a actos discriminatorios.

La decisión arbitraria contra la joven cubana fue motivo de burla entre algunos de sus compañeros de trabajo, creándole un malestar que es muy difícil de entender para los que no practican su religión.

La víctima de este nuevo episodio de discriminación en la isla, Niurbelis Salas Quiala, es madre de 3 hijos y ha tenido que sobreponerse a la humillación de quitarse el velo por no perder su trabajo.

Algo inconcebible y una gran falta de respeto a su religión, ya que este es un acto de violencia, de islamofobia y de violencia de género.

La página Cubanas Musulmanas, que enseguida hizo la denuncia, fue creada el 9 de febrero del presente año. Fomenta la convivencia y visibiliza las historias de las mujeres musulmanas alrededor de Cuba y el mundo. Y aboga, como en este caso, en convertirse en una página una defensora de las mujeres, y de sus derechos al credo y la utilización correcto de sus atributos y símbolos, logrando de esta forma cubrir un vacío que la supuesta “Federación de Mujeres Cubanas”, nunca ha podido llenar. Y que por ahora no se a pronunciado a favor de la joven musulmana.