Feministas protestan en París contra la nueva película de Roman Polanski

Protestas de feministas a la puerta del cine, entrevistas en televisión canceladas, promoción suspendida y preguntas censuradas. La llegada el miércoles a las salas de cine en Francia de la nueva película de Roman Polanski J'accuse"(El oficial y el espía), basada en el caso Dreyfus, está rodeada de polémica a raíz de las nuevas acusaciones de violación contra el director francopolaco. Polanski ha negado las acusaciones a través de su abogado.

"Polanski violador, cines culpables, público cómplice", gritaban el martes por la noche una treintena de feministas a la puerta del cine Le Champo de París, días después de que la actriz y fotógrafa francesa Valentine Monnier acusara a Polanski de haberla maltratado y violado en 1975 en un chalet en Suiza después de esquiar cuando ella tenía 18 años.

"Fin a la ley del silencio en el mundo del cine", rezaba una de las pancartas que llevaban las manifestantes, según los videos y fotografías difundidos en las redes sociales. Algunas de las feministas llevaban letreros con los nombres de las mujeres a las que presuntamente ha violado el director en el pasado. Las manifestantes instaron a todos los dueños de cines de Francia a "suspender la proyección de la obra de un violador" y al público a no ir a ver la película al considerar que al comprar una entrada se convierten en cómplices de violación.

La protesta feminista obligó a cancelar este martes el preestreno de la cinta en Le Champo, un céntrico cine parisino. Estaba previsto el actor Louis Garrel, que actúa en la película junto al actor Jean Dujardin y la actriz Emmanuelle Seigner, participara en un debate con el público sobre la película en Le Champo tras la proyección.

La promoción de la película también está siendo complicada a raíz de estas nuevas acusaciones contra el director. Jean Dujardin canceló el domingo su entrevista en TF1. France 5 no difundió una entrevista con Luis Garrel, que encarna al capitán Dreyfus en la cinta. Y la actriz Emmanuelle Seigner, esposa de Roman Polanski, también anuló su participación en un programa de France Inter.

Según el periódico online Mediapart, los jefes de prensa encargados de la promoción de la película pidieron a algunos periodistas que no hagan preguntas al equipo del filme sobre las acusaciones de violación contra el director de Chinatown, La semilla del diablo y El pianista.

Tanto Monnier, la actriz que acusa a Polanski de haberla violado en 1975, como el grupo feminista francés "Osez le féminisme" denuncian que el realizador trata con la promoción de la película de limpiar su propia imagen pública presentando a la víctima de un error judicial.

"Denunciamos la inversión de la culpa. Roman Polanski se viste con la ropa de Dreyfus, considerando que él es víctima de un complot por parte de las inquisidoras que son las mujeres, a la vez sus víctimas, y aquellas que tratan de defenderlas", señaló este grupo feminista francés a través de Twitter.