El Benny; cien años de genialidad musical

Cien años cumple hoy el bárbaro del ritmo Benny More, cantautor cubano, de origen humilde y de formación empírica que logró posicionarse entre los grandes del pentagrama sonoro cubano. Nacido en Santa Isabel de las Lajas, hoy provincia de Cienfuegos, el Benny inició en el mundo musical a la forma de otros grandes como Chano Pozo: sin una educación musical o recursos que lo avalaran; solo con el talento y carisma que lo caracterizaba

 

Luego de radicarse en La Habana, comenzó a abrirse las puertas del mundo del espectáculo, acompañado a la escasa edad de 17 años, de una guitarra. El Benny iba más allá de contagiar a otros con sabrosura… y pasar el sombrero: “¡Cooperen con el artista cubano, caballeros!”. Era capaz de interpretar cualquier tipo de ritmos cubanos con una maestría y rigor de un graduado o erudito en música.

Tras unirse con Miguel Matamoros y su conjunto fue que viajó a México en 1945. Moré abre dentro de la música cubana  todo un abanico de sonoridades que aún se mantienen vigentes. Sus temas junto al Conjunto Matamoros fueron seguidas del acompañamiento al gran Bebo Valdés.

Tal como se muestra en el largometraje que relata parte de su vida, Benny era capaz de dictarle a los arreglistas y directores la forma en la que quería que se escucharan sus propias composiciones, a oído, muchos aseguran que era puro arte de magia.

 

El registro de temas del Benny es tan amplio que abarcan desde mambo como Bonito y sabroso, hasta el son montuno a su tierra natal como Santa Isabel de Las Lajas; así como el tan recordado montuno dedicado a Castellanos Qué bueno baila usted, unido a los compuestos para homenajear a pueblos cubanos como Vertiente, Camagüey​, y Cienfuegos, son canciones que nadie olvida y que a su vez le ha dado la vuelta al mundo.