Cuba: venta de uniformes escolares comienza en octubre
La comercialización de los uniformes escolares, tan esperados antes del inicio del curso, comenzará en Cuba el 5 de octubre. Los madres cubanas "inventarán" durante un mes para que sus hijos vayan uniformados a las escuelas
Cuba: venta de uniformes escolares comienza en octubre
 

Reproduce este artículo

La venta del uniforme escolar para los estudiantes de preescolar, quinto y séptimo grado comenzará el próximo día 5 de octubre según informó el Diario de Mayabeque

La venta es ahora posterior al ingreso de los alumnos a las aulas, decisión que aún sigue generando polémica en sociedad cubana.

El Ministerio de Comercio Interior y el Ministerio de Educación han tomado de conjunto la decisión de comenzar en octubre el expendio de los uniformes, a pesar de que los uniformes solían venderse antes del inicio del curso, generalmente en el mes de mayo y las colas solían ser épicas.

En julio pasado muchas madres estaban preocupadas porque no tenían uniformes para sus hijos y el gobierno no tomaba una resolución al respecto, ni informaba. 

Conseguir un uniforme suele ser una odisea para las madres cubanas; ellas soportan las largas filas, las horas de espera e incluso el proceso posterior donde, casi siempre, recurren a una costurera; todo porque sus hijos asistan uniformados a la escuela. Este nuevo curso muchos comenzaron sin uniformes de repuesto.

En 2019, la comercialización se atrasó hasta julio por problemas, según refirió Juventud Rebelde, asociados a la demora en “la llegada de los tejidos y los accesorios para su confección”.

Los criterios de algunas madres fueron recogidos por ADN Cuba con respecto a esto y no fueron nada alentadores. Algunas se preguntaban si habría que mandar a buscar los uniformes a Miami.

El inicio del curso escolar es una de las decisiones más controversiales que ha asumido el régimen durante la pandemia del coronavirus. Los padres y madres cubanos, en su mayoría, la consideran desacertada e increpan al gobierno quien será responsable de la seguridad de sus hijos.

Con excepción de la capital, el epicentro de la enfermedad en Cuba, todas las provincias iniciaron el curso. En un forodebate del medio oficialista Granma varios padres mostraron su descontento con la medida.

Un cubano llamado Carlos responsabilizó al régimen de lo que pueda suceder a los niños: “Soy un padre que les escribe desde Holguín, no voy a escribir tanto, solamente piensen en los niños por favor, con todas las medidas que se tomen eso no es suficiente, los muchachos son muy descuidados, ustedes pueden coger este curso para ir poco a poco haciendo pruebas en casa, además los profesores saben que muchacho es bueno y no, lo único que pido es que piensen bien, porque si algún niño le ocurre algo los responsables son ustedes el gobierno, Gracias”.

La funcionaria al responderle le pide confianza en las decisiones tomadas por el régimen, pero la experiencia demuestra que mucho no se puede confiar y menos cuando de la seguridad de niños y adolescentes se trata, que generalmente viven en hogares con sus abuelos, quienes sí son población de riesgo ante la enfermedad. 

Otro cubano comentó que estaba de acuerdo con los otros padres que se negaban al inicio y también, como Carlos culpó al Estado de las consecuencias: “los que dirigen, son los responsables del Efecto que esto traiga, igual que hoy tengamos el virus en nuestro País. ¡Gracias!".

Otro usuario, Jorge, explicó que el riesgo es demasiado elevado y la indisciplina de algunos “incidirá en los contagios en las escuelas aun con las medidas anunciadas. Por favor, sean realistas; hasta ahora los indisciplinado no han cumplido las medidas orientadas por las autoridades. Eso mismo sucederá con las medidas que deberán adoptar esas personas con sus hijos. Los que pagarán las consecuencias serán los niños que hasta ahora han permanecido en casa resguardados”.