Castrismo celebra Día de la Infancia mientras desatiende y viola derechos de los niños
El régimen celebra el Día Mundial de la Infancia mientras miles de niños en la Isla no tienen un techo y varias madres opositoras pueden perder la custodia de sus hijos por disentir
Castrismo celebra Día de la Infancia mientras desatiende y viola derechos de los niños
 

Reproduce este artículo


El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, celebró el Día Mundial de la Infancia a través de un tuit, mientras que el régimen desatiende las necesidades y derecho de los niños cubanos y sus madres.

“En el #DiaMundialDeLaInfancia reafirmamos que la atención y desarrollo de ella es una prioridad para #Cuba.

Nuestro país brinda garantías y políticas sociales basadas en el interés superior del niño, la igualdad de oportunidades y su participación como sujetos activos de derecho”, escribió el canciller cubano.

A pesar de los pronunciamientos de la dictadura cerca de 29 mil madres cubanas con tres hijos o más necesitan ayuda en materia constructiva y la dictadura no ha logrado resolver esa problemática. La vivienda es uno de los temas más complejos que atraviesa la sociedad cubana. 

Sin embargo, el régimen sostiene, que incluso en medio de la pandemia, una de sus prioridades es mejorar el fondo habitacional del país y la protección de niños y mujeres.

Según un reporte del diario oficialista Granma, cada provincia posee cronogramas para aliviar esta situación, los cuales podrían demorar entre tres y cinco años. Un periodo de tiempo excesivamente largo para quienes están prácticamente durmiendo en las calles y ven a sus hijos desprotegidos por el Estado.

Los datos oficiales subrayan que unas 3115 madres han recibido algún tipo de solución, como financiamiento asignado y subsidios, a sus casos hasta septiembre de 2020, número risible comparado con las que aún esperan una respuesta y una acción gubernamental. 

Cuba asignó en 2019 unos 50 millones de pesos con el fin de aliviar la situación de estas mujeres, así lo expresó el artículo de Granma. El texto señala que en toda la Isla hay madres agradecidas con el gobierno, aunque el número de las que viven penurias y están sin techo es mayor; sus testimonios son lo que el régimen debería oír.

También la dictadura amenaza, con frecuencia, a madres con quitarles la custodia de sus hijos. Estos casos han aumentado en los últimos meses como método de presión del gobierno contra las madres opositoras, una clara violación hacia estas mujeres y sus hijos que las necesitan.

Uno de los eventos más recientes sucedió en el mes de septiembre cuando la ex prisionera política y activista de la Unpacu en Holguín Ada Iris Miranda Leyva fue acusada por el Estado de cometer contra sus hijos “actos contrarios al normal desarrollo del menor”.  

La activista informó que ella y su familia, incluidos sus hijos, entrarán en huelga de hambre si proceden los cargos imputados

La periodista independiente Yadisley Rodríguez Ramírez de Palenque Visión también ha sido presionada con perder la patria potestad de sus hijos. En julio pasado luego de arrestarla el régimen la amenazó con quitarle a sus tres hijos si no renunciaba al periodismo.