Régimen aumenta precios a dulces de establecimientos estatales

Desde este lunes, algunos productos de la repostería experimentarán aumento de precios
Dulces en Cuba
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano aumentará desde este lunes, 22 de marzo, algunos productos de la repostería, según informó la estatal Empresa Provincial de la Industria Alimentaria de La Habana.

Según el medio capitalino, Tribuna de La Habana, el aumento de precios de los dulces era “resultado del análisis de los costos actuales de las materias primas, a partir del llamado “ordenamiento monetario” de la dictadura.

Lisandra Alcalá Ortiz, subdirectora comercial de dicha empresa habanera dijo que en el actual contexto de incremento de los costos, por el alza de los valores de las materias primas por parte de los proveedores, “los precios vigentes hasta ahora ocasionarían muchas pérdidas a la entidad”.

A partir de ahora, en la venta minorista, costarán un peso las galletas y dos pesos, el masarreal con aceite, las torticas de Morón, panetela borracha, marquesita y rollito, mientras que el pionono tendrá el precio de tres pesos cubanos.

En el caso de las piezas de mayor formato, la gaceñiga valdrá 20 pesos y los cakes a pedido tendrán nuevos precios, en dependencia de su gramaje: 5 000 gramos, 107 pesos; 11 000 gramos, 248 pesos y 12 150 gramos, 265 pesos.

De acuerdo con la directiva Alcalá, existe una gama de variedades que no cambian el precio, entre ellos,  pae de fruta, paniqueque, San Francisco, rosquita, merenguito, súper marquesa, panetela habanera, panquecito y tatianoff.

En la red estatal, según dicta la nota de Tribuna, conformada por 250 unidades, entre ellas panaderías, panaderías-dulcerías y dulcerías, se están produciendo como promedio 6,6 toneladas de dulce liberado, en correspondencia con la harina con la que cuenta.

La industria, dijo Alcalá, continuará trabajando por lograr que la calidad de la repostería  producida en la capital responda a los nuevos precios, un reclamo de la población ante los incrementos de precios relacionados con el ordenamiento.

“No sé en qué parte de la Habana va ser eso, en la panadería del reparto mañana en Guanabacoa, es casi imposible coger pan por la libre, así que soñar con dulces, creo que se queda en soñar”, dijo al medio, el usuario Antonio García.

“Ya ni en las Sylvain hacen los dulces buenos, imaginen en las demás panaderías”, “Correcto, correcto y la calidad, ¿para cuándo? o “Quisiera saber si el masarreal debe costar dos por qué en el sylvain de víbora park lo venden en 3.60”, dijeron otros comentaristas al medio oficialista Tribuna de La Habana.