Pipa de agua pierde los frenos y pone en peligro a personas que estaban cerca
Una pipa de agua perdió los frenos este sábado en el municipio habanero de 10 de Octubre y puso en peligro a los vecinos de la localidad. El incidente terminó con el vehículo estampado contra un árbol, sin daños humanos
La pipa se estampó contra un árbol en la calle Delicias

Una pipa de agua perdió los frenos este sábado en el municipio habanero de 10 de Octubre y puso en peligro a los vecinos de la localidad, aunque afortunadamente el incidente terminó con el vehículo estampado contra un árbol, sin que hubiera que lamentar daños humanos.

“Ahora mismo en mi cuadra a la pipa de agua se le fueron los frenos loma abajo, si no es por el árbol que está allá debajo el camión hubiese llegado a la avenida Dolores, gracias a dios a los vecinos no les pasó nada ni al chofer del camión. Sólo daños materiales, hay que cuidarse”, escribió en Facebook Loren Vázquez.

En su post, dentro del grupo público “Choferes de ómnibus por siempre”, Vázquez mostró un video de cómo quedó la pipa tras el choque con el árbol, así como imágenes que también ilustran la algarabía que el incidente produjo en la zona.

Según detalla en uno de los comentarios posteriores, el choque se produjo en la calle Delicias, poco antes de llegar a Dolores, una de las avenidas de más tráfico en el municipio. De haber llegado sin frenos a la misma el camión, seguramente se estaría lamentando una tragedia.

La mayoría de los comentarios en el post con fotos y video del accidente culpan del mismo a la obsolescencia del camión-pipa, un ZIL-130, un modelo de fabricación rusa que se comercializó entre 1962 y 1994, y fue de los más populares en la URSS y Rusia. Pese a la antigüedad del modelo, en Cuba siguen siendo ampliamente utilizados.

“Gracias que uno hubo que lamentar vidas humanas. Es que esos camiones tienen el bulto de años y no vienen con un sistema de frenos eficiente”, opinó un usuario al post de Vázquez. “La culpa no la tiene el chofer, la culpa la tiene la misma empresa que le da salida a esos camiones en tan mal estado”, comentó otro.

Del presumible mal estado del vehículo y su obsolescencia, muchos usuarios cuestionaron también la gestión estatal en Cuba, incapaz de mantener un parque automotor actualizado para asumir diversas labores como el expendio de agua, sumamente necesario en la isla mediante pipas, dada la insuficiencia de su sistema actual de bombeo y acueductos.