Lázaro Bruzón pide un debate en vivo con la disidencia en medios oficiales

El destacado ajedrecista cubano compartió en su Facebook una petición al régimen y señala que aunque su vida es plena en EE.UU sigue sufriendo por la situación de Cuba
Bruzon
 

Reproduce este artículo

El destacado ajedrecista cubano Lázaro Bruzón, solicitó al régimen castrista un debate en vivo con la disidencia en medios oficiales, aunque señaló en su perfil de Facebook que esto es solo una propuesta y un sueño.

De modo irónico, el ajedrecista dice que este debate sería “una jugada ganadora” para el régimen y que “lo hará perpetuarse eternamente y sin cuestionamiento en el poder”.

¿Cuál es la jugada según el trebejista? “Convocan a un debate con los mercenarios (disidentes) y lo transmiten a nivel nacional (en los medios oficiales) para que todos los cubanos vean la calaña de estos personajes del Movimiento San Isidro”.

“De paso nos invitan a nosotros, los que lo hemos apoyado, muestran las pruebas donde quedamos todos al intemperie “como los mercenarios que somos” y el pueblo cubano quedaría limpio de esas escorias que somos nosotros”, señala Bruzón.

“Luego de ese ridículo yo no sabría cómo mirar la cara de mis hijos nuevamente. Estoy dispuesto a ayudarlos reuniendo las pruebas y seré el primero en acudir al llamado”, concluyó en su post de dicha red social el cubano.

Bruzón sabe que el régimen nunca jugaría esa carta, porque precisamente una de sus jugarretas para perpetuarse como una dictadura fue apropiarse de los medios de comunicación y establecer por los mismos una sola doctrina de propaganda, la más conveniente para ellos.

“Es solo una propuesta, un sueño, ni mi familia me cree”, dijo luego al ajedrecista en los comentarios y advirtió que “en mi caso no existe la posibilidad de renunciar a seguir luchando por eso (entiéndase la libertad de Cuba)”.

El deportista cubano también cree que es necesario “a los que queremos poner el granito" pasar el mensaje, sobre todo cuando podemos influir directamente con nuestra familia”.

Finalmente Bruzón ratifica su compromiso con la isla bajo la bota dictatorial: “Ahora, aun cuando mi vida es casi plena, sufro por la situación de mi país, soy cubano sobre todo y además ahí tengo la mayoría de mi familia y siento por ellos igualmente”.  

El ajedrecista cubano, uno de los mejores trebejistas que ha dado este país y uno de los mejores de Latinoamérica, ha sido muy activo en redes para la defensa de las libertades en Cuba y apoyó al Movimiento San Isidro desde sus comienzos.