Cientos de cubanos desesperan por una visa a EEUU

Actualmente, los servicios consulares se brindan en Guayana, a donde deben viajar los cubanos de la isla y gastar más de 4000 dólares de estancia.
Embajada de Estados Unidos en Cuba
 

Reproduce este artículo

Cientos de cubanos desesperan ante la imposibilidad de conseguir visa para Estados Unidos con el objetivo de reunirse con sus familiares o buscar mejores oportunidades de vida, informó este 17 de enero Telemundo 51.

“Ya es mucho el sufrimiento de los padres separados de sus hijos, las madres, los hermanos”, declaró Iliana Lemus al canal, quien enfermó de cáncer en 2018 y espera desde 2020 una visa para reunirse con su hija y nietos en Estados Unidos.

La semana pasada, la embajada de Washington en La Habana pidió a los usuarios en redes sociales sugerencias de temas a tratar en 2022. Más de 3500 comentarios en Facebook coincidieron que la regularización de los asuntos consulares era apremiante.

Actualmente, ese servicio se brinda en Guyana, a donde deben viajar los cubanos. “Salir de Cuba ya implica un gran gasto, pero también hay que incluir gastos de hospedaje, boleto de avión y otros”, declaró a Telemundo 51 Juan Andrés Fonseca, quien también espera reunirse con su familia.

Fonseca aseguró no entender por qué el único país donde Washington cerró su embajada fue Cuba, cuando los ataques acústicos, razón alegada por la administración Trump para tomar esta medida, no sólo se dieron en la isla sino también en otras naciones donde siguen funcionando los servicios diplomáticos de EE. UU.

Un cálculo tentativo del canal cifra en más de 4000 dólares el costo del viaje y la estancia, que incluye boleto de avión, gastos de estancia, de trámites burocráticos y de chequeos médicos para un país cuyo salario mínimo apenas rebasa los 35 dólares mensuales —unos 2100 pesos cubanos.

Recientemente, el consulado de Estados Unidos en Guyana pospuso las citas para la tramitación de visas, debido a contagios de COVID-19, por lo que la espera podría ser aún mayor.

El Programa de Reunificación Familiar fue interrumpido en 2017, luego de la reducción del personal de la embajada de Estados Unidos en La Habana por los denominados “ataques acústicos”, que afectaron a diplomáticos estadounidenses.