Cubacel alerta de estafa telefónica con mensaje de texto
Un falso mensaje que anuncia haber recibido una recarga, que luego debe ser devuelta, es el anzuelo para atrapar a incautos.
Cubacel alerta de estafa telefónica con mensaje de texto

Cubacel, dependencia de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) ha alertado a sus  clientes de una nueva modalidad de estafa telefónica, según informa el oficialista Granma.

La fórmula para estafar a los usuarios consiste en mensajes que estos reciben donde se advierte de una transferencia fallida a ese número: “Cubacel. Usted ha recibido 8,00 CUC del número 59075862. Línea activa hasta 2020-4-26, vence 2020-5-20”.

La compañía específica que mensajes como ese no provienen de Cubacel, sino de estafadores que solo quieren robar dinero a los clientes. En realidad, esos 8 CUC solo son el anzuelo, el dinero nunca llegan a la cuenta móvil del usuario.

"Más de un incauto ha caído en la trampa de devolver un saldo que en realidad no ha recibido; más de un agente de telecomunicaciones ha visto cómo se vacían sus tarjetas en un santiamén; más de una víctima ha recargado a algún «amigo con el carro roto», que está por llegar y que por llegar sigue hasta los días de hoy" --cuenta el artículo.

El diario advierte que los autores de esas estafas pueden vecinos cercanos o personas que se encuentran a cientos de kilómetros de los clientes.

La modalidad, que al parecer se ha puesto de moda en medios de la isla, ya ha sido denunciada más de una vez en medios de prensa del país, que especifican que la Ley No. 62 Código Penal contempla sanciones contra quienes incurren en estafas de ese tipo.

Sus autores corren el riesgo de pasar desde tres meses hasta diez años de privación de libertad y multas de varias cuantías por el delito.

La Policía Nacional Revolucionaria (PNR) también alertó sobre la aparición de este delito y apunto que las personas deben conocer los diferentes modos de operar y proceder con la denuncia correspondiente en caso de consumarse el acto.

ETECSA también ha confirmado reportes de otras modalidades de robo a los usuarios, un mal que también aparece, pero con otros ropajes en las zonas públicas de acceso a Internet.