8 cosas que debes saber en caso de alarma de tsunami
En Cuba nunca hemos sufrido un tsunami hasta la fecha, pero bien que podríamos estar preparados para un posible desastre
8 cosas que debes saber en caso de alarma de tsunami

En Cuba nunca hemos sufrido un tsunami hasta la fecha. El terremoto recién ocurrido en el mar Caribe, con epicentro a unos 10 kilómetros de profundidad y una distancia de 150 kilómetros al oeste de las costas de Cuba y Jamaica, ya no va a generar un tsunami según los especialistas de movimientos telúricos de Cuba; pero bien que podríamos estar preparados para un posible desastre. 

 

8 tips que deben saber en caso de alarma:

 

1-Moverse a lugares elevados

Hay que tener en cuenta el lugar donde vivimos, saber que si nuestra casa, escuela, o centro de trabajo se encuentran cerca del mar, son propensos a un golpe más fuerte del tsunami, por lo que hay que saber entonces el nivel de elevación de donde nos encontramos, y trasladarnos enseguida para lugares más elevados. Debemos alejarnos de las lagunas y los ríos, porque las olas del tsunami nos pueden alcanzar a través de ellos. Hay que alejarse lo más que podamos de la costa.

2-Preparar paquetes de seguridad y kit médico 

En caso de alarma hay que preparar enseguida una mochila con elementos básicos. Solo los necesarios como: agua, comida, cargadores de teléfono, linternas y baterías, impermeables y todas las medicinas posibles. Recuerden que en caso de suceder el desastre, y dependiendo del lugar donde nos encontremos, pasaremos días sin corriente eléctrica y estaremos en situaciones jamás vistas. Las medicinas que traigamos, pueden ayudar a salvar otras vidas.

3-Consigue información confiable

Esto último es complicado, lo sabemos. Pero una gran parte de la población tiene datos móviles, y en otros casos, un radio. Estar escuchando las noticias es fundamental. Solo así podremos estar atentos a lo que ocurre, y con acceso a internet podemos ver y escuchar noticias de diferentes fuentes. No confíes en lo que digan las personas y esperar siempre por la información autorizada. Recuerden que un tsunami genera oleadas constante que puede durar varias horas, y la próxima ola puede ser más grande que la anterior. Buscar envolturas de nylon para proteger nuestros equipos.

 
4-Reúnete con los otros miembros de la comunidad

Las autoridades locales seguro tienen un plan de acción dado que Cuba siempre ha sido golpeada por huracanes, pero en caso de que no haya plan, podemos sugerir que lo hagan y podemos nosotros mismos armar un grupo de acción comunitaria, para establecer puntos de reunión y acogida. De estos puntos, lo ideal sería encontrar lugares de reserva de agua limpia, ya sea de agua filtrada o embotellada. Encontrar edificaciones en buen estado que sirvan de albergue. De ser posible encontrar generadores eléctricos que nos permitan cocinar, hervir el agua para tomar, cargar teléfonos. Ayudar a restablecer dos espacios de alojamiento que sirvan: un espacio para guardar los alimentos que vayan llegando, y el otro espacio para establecer un servicio de atención médica inmediata.

5-No perder de vista los niños y los animales

En caso de desastre los niños y los animales son los más vulnerables. Por eso hay que redoblar la atención sobre estos, y no soltarlos de la mano. Los perros, bien que se pueden guiar por nosotros y seguirnos a todas partes, pero los gatos, se desorientan enseguida, así que hay que cargarlos. Por favor no los dejemos atrás.

6-Buscar sobrevivientes

Esta es una tarea difícil, y sobre todo triste. Muchas personas tienen la experiencia necesaria para lidiar con situaciones de desastre, pero otras no. Y hay que estar preparado psicológicamente para asumir la situación y enfrentarla. Podemos encontrarnos con casas derrumbadas, edificios caídos, calles inundadas, postes de corriente de alta tensión en el suelo, cadáveres. Así que todos aquellos y aquellas que se sientas preparados, podemos ofrecernos como voluntarios para ayudar a las autoridades en la búsqueda de sobrevivientes.

7-Mantener la calma

Esto es primordial. Hay que mantener la calma para poder controlar la situación. Será una situación de mucho estrés, y sobre todo, estrés postraumático, enfermedades y alimentos escasos. Debemos mantenernos lo más coherentes posibles para poder ayudar a nuestras familias, y a todas las personas que podamos. 

8-Sobrevivir

Debemos sobrevivir primero que nada. Saber que cuando se genera una alarma de tsunami, bien que pudieran pasar varias horas antes de que las olas comiencen a impactar, o todo puede ocurrir en cuestión de minutos, así que debemos olvidarnos de nuestras pertenencias. Tomar lo esencial y salir corriendo, esa acción rápida nos puede dar minutos valiosos y así salvarnos de la muerte. La vida humana es lo más valioso.