Rompecabezas: un documental de Ariagna Fajardo
Un verdadero rompecabezas es la vida de estos hombres que trabajan en la cooperativa, que sufren el desamparo y reclaman a cámara salarios de atraso que tienen la fe de cobrar algún día
Rompecabezas: un documental de Ariagna Fajardo
 

Reproduce este artículo

Una de las realizadoras más importantes de Televisión Serrana es Ariagna Fajardo. Títulos como: Al sur el mar, La casita, A dónde vamos, entre otros, se han exhibido en varias ocasiones en la Muestra Joven ICAIC.

Rompecabezas es uno de sus últimos documentales que continúa con varias de las obsesiones de la autora: el ser humano y el contexto, así como la pobreza y sus disímiles consecuencias. 

Llama poderosamente la atención la atm´psfera enrarecida del documental, que en sus inicios nos muestra unos edificios feos y uniformes que se nos presentan como jaulas en la que viven los campesinos, edificios en el corazón de una loma que sirven de hogar a humanos y animales.

Un primerísimo plano de unas botas enfangadas en un balcón y  seguidamente los planos de animales de todo tipo conviviendo junto a los humanos desconciertan al espectador más entrenado. Un verdadero rompecabezas es la vida de estos hombres que trabajan en la cooperativa, que sufren el desamparo y reclaman a cámara salarios de atraso que tienen la fe de cobrar algún día.

El primer parlamento que escuchamos a cámara es la confesión de un niño que dice: aquí esto es aburrido, aquí no hay nada, nada nuevo. Para estos niños un carro es una novedad, para ellos un avión es una revelación y se cuestionan porqué el avión puede moverse y ellos no. La sutil denuncia al detenimiento de todo tipo y a la involución constante de padres e hijos y hasta ancianos se nos muestra de manera descarnada en Rompecabezas, una historia de carencias, de deseos de salir adelante, sobre todo a través de la fe, porque ellos confían en que el próximo año será mejor. 

Logro del documental es la fotografía que se apoya en planos cercanos y en planos generales para sostener un contrapunteo entre la historia personal y la colectiva de los personajes.

Narrado con una estructura coral, su dramaturgia propone una historia que profundiza en las vicisitudes y esperanzas de los personajes, así como en sus historias personales, en la manera en cómo enfrentan carencias de todo tipo, hasta con resignación en muchos casos. Los habitantes del pueblo en el corazón de la montaña tienen en su día a día un verdadero rompecabezas para la supervivencia y el sustento que deben traer a casa para alimentar a la familia.

La violencia de género es otro de los males con los que conviven las mujeres en la Serranía. La realizadora quiere que sintamos el reclamo de esas voces. Una de las jóvenes entrevistadas dice a cámara: a veces nos casamos para mejorar y empeoramos, porque nos obligan a hacer las cosas, porque ellos son los machos, yo no trabajo, tengo que depender de él

La violencia legitimada es otro de los males que se denuncian en el documental, que narra utilizando la entrevista y la observación para conformar un cuadro alienante y desolador de la comunidad, donde la pobreza y la rutina son signos que connotan el estado miserable de la vida en ese lugar.

Rompecabezas es un documental de gran aliento humanista, que una vez más insiste en mostrar una cara nada complaciente de la Serranía. Ariagna Fajardo vuelve una vez más sobre los conflictos de los campesinos y la urgente necesidad de solucionar carencias de todo tipo. Es un documento conmovedor y valiente que profundiza en realidades de nuestra geografía, que aún confían, tienen fe en el mejoramiento de su realidad y permanecen en sus hogares, porque para ellos siempre existirá una posibilidad de mejoramiento. Confían en su destino y en Dios.