Madres de víctimas de represión de Ortega inauguran museo en Managua

Managua, 30 sep (ADN CUBA).- La Asociación Madres de Abril (AMA) inauguró este lunes un museo en memoria de sus familiares asesinados durante las protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega, informó este lunes la cadena alemana Deutsche Welle (DW).

La organización está conformada por madres de las víctimas de las manifestaciones antigubernamentales contra Ortega, en abril de 2018.

Los rostros en blanco y negro de unos 70 muchachos cuelgan en enormes cartelones, sonriendo o simplemente mirando de frente a quienes ingresan al salón, en la exposición instalada en el Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica (IHNCA), de la Universidad Centroamericana (UCA).

Con esa exposición el "Museo de la Memoria y contra la Impunidad AMA y no Olvida”, abrió sus puertas este lunes, en ese centro de estudios, en Managua, la capital del país, informó la cadena alemana.

Al alrededor del área de donde cuelgan las fotos se han construido altares en forma de barricadas de mediano tamaño. Y sobre los adoquines se exhiben prendas de vestir, libros, juguetes y demás objetos personales de los ausentes.

 

El proyecto surgió por iniciativa de la Asociación Madres de Abril, y funcionará mediante una plataforma digital con acceso a una base de datos de material escrito y audiovisual: las semblanzas de las víctimas plasmadas en cientos de fotografías, videos y entrevistas a parientes y amigos.

Según sus autores, el Museo desafía "la narrativa oficial que criminaliza a los ciudadanos que participaron en las protestas”. De esa manera, pretende "dignificar y honrar a las víctimas del Estado de Nicaragua”.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 328 nicaragüenses murieron, más de 2.000 resultaron heridos, unos 800 fueron encarcelados y otros 70.000 han emigrado a causa de la "represión estatal de las protestas”.

Ortega, sin embargo, asegura que la rebelión social fue "un intento fallido de golpe de Estado” y ha acusado a la CIDH y a las Naciones Unidas de presentar "informes sesgados y parcializados” sobre la crisis política, la más grave de las últimas cuatro décadas en este país. El gobierno solo reconoce 200 muertos, entre ellos 22 policías.

 

 

"Lo hemos realizado aún bajo la represión y la persecución de la dictadura Ortega Murillo, lo que demuestra nuestra inquebrantable voluntad que, a pesar de tanto dolor, hacemos más fuerte que nunca el compromiso con la libertad, justicia y democracia", agregó.

La directora del museo, Emilia Yang Rappaccioli, dijo que el memorial fue creado con un enfoque participativo y de derechos humanos, y que los que viven fuera de Nicaragua lo pueden visitar en el sitio www.museodelamemorianicaragua.org.

"En este espacio, nuestras víctimas aparecen presentes. El concepto de museo-altar permite honrarlos y a la vez contar la verdad de quiénes eran, qué les sucedió y fortalecer la demanda de justicia que hacemos junto al pueblo de Nicaragua", apuntó.

El museo fue creado por los familiares de las víctimas, con el acompañamiento del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), y el apoyo de la UCA, y la Academia de Ciencias de Nicaragua.