Nuevos requerimientos para visados de EEUU incluirán datos de redes sociales
Los aspirantes a visas tendrán que revelar los nombres de usuario que han utilizado en todo tipo de redes sociales durante los últimos cinco años, así como viejas direcciones de correo electrónico y números de teléfono.
Nuevos requerimientos para visados de EEUU incluirán datos de redes sociales

Los formularios para solicitar visas de ingreso de no inmigrante y residencia permanente en EEUU incluirán nuevas preguntas relacionadas con las redes sociales de los usuarios, según planteó el Departamento de Estado, citado por un reporte de la agencia AP.

Es un esfuerzo por expandir los controles aplicados por el Gobierno de Donald Trump a la inmigración legal y al ingreso de extranjeros, los solicitantes de la mayoría de los visados —entre estos turismo, trabajo, estudiante, inversionista— tendrán que revelar los nombres de usuario que han utilizado en todo tipo de redes sociales durante los últimos cinco años, así como viejas direcciones de correo electrónico y números de teléfono.

Entre las plataformas obligatorias se encuentran Facebook, Twitter, Instagram, Flickr y LinkedIn, entre otras.

Los extranjeros tendrán la opción de decir que no usan redes sociales de ser ese el caso. Y si mienten sobre su uso de redes, podrían enfrentar "graves consecuencias de inmigración", advirtió un funcionario del Departamento a la publicación The Hill.

El cambio afectará aproximadamente a 15 millones de extranjeros que solicitan visas cada año.

"La seguridad nacional es nuestra principal prioridad al evaluar las solicitudes de visa, y cada futuro viajero e inmigrante a EEUU es sometido a un amplio control de seguridad", declaró el Departamento.

"Trabajamos constantemente para encontrar mecanismos de protección para los ciudadanos estadounidenses, al tiempo que apoyamos los viajes legítimos a EEUU", agregó la agencia.

Anteriormente solo se pedían estos datos para investigaciones adicionales de unos 65.000 viajeros solamente que provenían de zonas controladas por organizaciones terroristas.

El Departamento dijo que la información adicional requerida a más solicitantes "reforzará nuestro proceso para investigar a esos solicitantes y confirmar su identidad".

La iniciativa refuerza la promesa del presidente Donald Trump de instruir "el escrutinio extremo" de los extranjeros que ingresan a EEUU para mejorar la seguridad, precisó Reuters en otro despacho.

La agencia británica mencionó preocupaciones expresadas por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que vislumbra efectos "escalofriantes" en la libertad de expresión.

"Este plan infringe los derechos de los inmigrantes y de los ciudadanos estadounidenses al vulnerar la libertad de expresión y asociación, particularmente porque la gente ahora se tendrá que preguntar si lo que dicen en internet puede ser tergiversado o malinterpretado por un empleado del Gobierno", opinó en un comunicado Hina Shamsi, directora del proyecto de seguridad de ACLU.

El plan fue publicado en el Registro Federal el viernes. Ahora se abre un plazo de 60 días para comentarios públicos y posteriormente la Oficina de Gestión del Presupuesto debe darle luz verde.

Las nuevas normas rigen para prácticamente todos los solicitantes de visa de inmigrante y no inmigrante.

Además del historial de navegación en redes sociales, los viajeros deberán incluir en las planillas estatus de viajes internacionales y deportación, y aclarar si algún familiar alguna vez ha sido implicado en actividades terroristas.