Kardashian asegura que Kanye West es bipolar
La esposa del nuevo candidato presidencial independiente de EE.UU, el rapero Kanye West, aseguró que este padece un trastorno bipolar que se le ha agravado con el tiempo
Kim y Kanye
 

Reproduce este artículo

La mediática estadounidense Kim Kardashian, de 39 años, usó Instagram para aclarar el porqué del colapso vía Twitter de su esposo Kanye West, candidato independiente a las presidenciales de Estados Unidos, en el próximo noviembre.

Kim Kardashian dijo que “no tiene poder” sobre él para que reciba ayuda psiquiátrica y lo definió como “brillante, pero complicado”.

“Aquellos que entienden las enfermedades mentales o incluso el comportamiento compulsivo saben que la familia es impotente a menos que el miembro sea menor de edad. Entiendo que Kanye está sujeto a críticas porque es una figura pública y sus acciones a veces pueden causar fuertes opiniones y emociones”, intentó explicar a sus seguidores.

“Es una persona brillante pero complicada que, además de las presiones de ser un artista y un hombre negro, experimentó la dolorosa pérdida de su madre, y tiene que lidiar con la presión y el aislamiento que aumentó su trastorno bipolar”, añadió.

“Los que están cerca de Kanye conocen su corazón y entienden que sus palabras algunas veces no se alinean con sus intenciones”, dijo la influencer y mediática norteamericana.

Kardashian está casada con el rapero Kanye desde 2014 y tiene cuatro hijos con él: North (7), Saint (4), Chicago (2) y Psalm (1). Por ello la famosa ha querido minimizar la enfermedad de su esposo, aunque ahora ha tenido que explicar sus acciones en público, una vez que este se haya lanzado a realizar “mítines presidenciales”.

“Como muchos de ustedes saben, Kanye tiene un trastorno bipolar. Cualquiera que tenga esto o tenga un ser querido en su vida que lo sepa, sabe lo increíblemente complicado y doloroso que es comprenderlo. Nunca he hablado públicamente de cómo esto nos ha afectado en casa porque soy muy protectora con nuestros hijos”, concluyó.

El cantante de 43 años había acusado a su esposa en Twitter de intentar encerrarlo y comparó a su suegra con el dictador norcoreano Kim Jong-un. “Kris (Jenner, su suegra) y Kim emitieron un comunicado sin mi aprobación (...) eso no es lo que una esposa debería hacer. La supremacía blanca”.

También dijo que había intentado separarse de la empresaria cuando en noviembre de 2018 su mujer se encontró con el rapero Meek Mill en un hotel. Después de unos minutos, West borró todos los mensajes excepto uno donde afirma que continuará con su intención de competir por la presidencia de los Estados Unidos.