Kanye West celebra mitin presidencial lleno de polémica
El rapero hizo polémicas declaraciones, citó a la Biblia, lloró y habló de pornografía, mientras celebraba su primer mitin de campaña presidencial en Carolina del Sur
Kanye West
 

Reproduce este artículo

El rapero norteamericano Kanye West finalmente sí ha lanzado su campaña para las presidenciales de noviembre próximo en Estados Unidos y lo hizo rodeado de polémica en lo que fue su primer mitin en Carolina del Sur.

Durante su discurso, el rapero, que apareció en el escenario con un “2020” afeitado en la parte posterior de la cabeza y un chaleco antibalas con la palabra “Security” (seguridad en español).

También saltó de un tema a otro sin respetar ninguna estructura discursiva y lo mismo habló de la Biblia, del aborto que de la pornografía en la misma oración.

El pasado 4 de julio, Kanye West, anunció que participaría en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y este domingo celebró su primer mitin de campaña en North Charleston, durante el cual habló sobre el aborto y la pornografía, discutió de política con los asistentes, citó la Biblia y en un momento dado se echó a llorar porque sí.

Dicho mitin solo era "para invitados registrados" y duró un poco más de una hora y fue transmitido en YouTube.

"La libertad no viene de una elección. La libertad viene de ti cuando no ves pornografía. La libertad viene de no tomar el Percoset", dijo West, que más de una vez se ha filmado en el acto sexual con su famosa esposa Kim Kardashian.

En otro momento, el músico señaló que Harriet Tubman, la reconocida luchadora por la libertad de los afroamericanos esclavizados, "nunca liberó a los esclavos" y "solo hizo que los esclavos trabajaran para otras personas blancas", desatando la indignación de varios asistentes al mitin.

West también utilizó a la Biblia varias veces, y de repente se echó a llorar al describir cómo su padre quiso abortarlo. "No habría habido Kanye West, porque mi padre estaba demasiado ocupado", señaló el rapero.

Además, West recordó que su esposa, Kim Kardashian, tuvo su primer hijo "a pesar de que" él no quería. "Casi maté a mi hija. Amo a mi hija [...] Dios quiere que creamos", señaló. 

Al mismo tiempo, el músico argumentó que el aborto debería seguir siendo legal pero que también debería haber apoyo financiero para las nuevas madres, sugiriendo que, si llega a convertirse en presidente, promoverá una política según la cual cualquier persona que dé a luz a un niño recibirá un millón de dólares "o algo así".

Esta semana, Kanye West se registró en el estado de Oklahoma como candidato independiente para las elecciones presidenciales de EE.UU. El rapero se presentará con el partido The Birthday Party (el Partido de Cumpleaños) porque, "cuando nosotros ganemos, será el cumpleaños de todos".