Danna García revela cómo es su relación con el cubano Mario Cimarro

Luego de 18 años, los actores se reencontraron para filmar la segunda parte de “Pasión de Gavilanes”
Cimarro y Danna
 

Reproduce este artículo

La actriz colombiana Danna García, muy conocida por su papel en la telenovela “Pasión de Gavilanes” reveló cómo es su verdadera relación, con su colega en el culebrón, el cubano Mario Cimarro.

En 2003, García señaló que en la primera temporada “la pasó muy mal” porque no se llevaba bien con sus demás compañeros. Según la hermosa artista, el distanciamiento se habría originado porque su personaje tomó mayor relevancia en la historia y esto habría “disgustado” a los demás actores.

“Yo no era la protagonista, no me sentía así. Nos la habían vendido a todos como que éramos seis protagonistas, y creo que ese fue parte del problema de que yo no encajara bien, porque cuando empiezan los personajes de Mario y mío a ser como que en la historia un poquito más protagonista, pues eso no cayó muy bien”, explicó entonces.

Por si fuera poco, en medio de las grabaciones de la primera etapa de “Gavilanes”, Danna vivió varios dramas personales, como una ruptura amorosa y hasta el divorcio de sus padres. Aseguró que nunca encontró apoyo en sus colegas de la serie.

“Yo estaba muy sola. No encontré una familia en ‘Gavilanes’. Encontré un freno de mano […] y no me daba cuenta de este distanciamiento que estaba generando […] yo era introvertida, yo no soy la más fiestera”, confesó.

Casi dos décadas después, García se reencontró con todos para filmar esta segunda temporada. Pero en especial, volvió a conectar con su co-estrella, el cubano Cimarro. Para él solamente tiene hermosas palabras.

“Él es muy callado y muy ermitaño, pero al mismo tiempo yo lo siento muy cercano, tal vez más cercano ahora que en esa época, más accesible. Y bueno, Mario siempre ha sido una persona muy noble”, precisó.

La actriz también contó cómo fue el reencuentro entre ellos. “Yo lo abrazaba y no lo quería soltar, hay mucho cariño. Sientes como que es un divorcio y te encuentras con tu marido, algo así. Es una relación de vida. Llevamos tres novelas, entonces creo que es una relación que va mucho más allá de Pasión de Gavilanes”, concluyó la colombiana.