Bad Bunny inspira piezas de colección en miniatura

El Bugatti Chiron que exhibió el trapero inspiró a coleccionistas y reprodujeron el modelo del cantante en miniatura
Bad Bunny
 

Reproduce este artículo

El trapero boricua Bad Bunny exhibió su propio auto, un Bugatti Chiron e inspiró a fabricantes de miniaturas a reproducir con total exactitud su modelo y comercializarlo para coleccionistas, informó la revista Marca.

Bad Bunny había utilizado por primera vez la marca con la frase del hit “Te boté”, junto a Nicky Jam al decir: "Lo nuestro iba en un Bugatti y te quedaste a pie". No es la única vez que la marca francesa de coches de lujo inspira a estrellas del trap latino para sus composiciones, pero lo del “conejito malo” se ha convertido en un himno.

Dos años después, cuando el boricua, considerado el rey del trap, ya se había comprado su propio Bugatti Chiron, recurría de nuevo al fabricante de superdeportivos para escribir la letra de '120', uno de los sencillos de su último álbum de estudio en solitario, "El último tour del mundo", lanzado el pasado 27 de noviembre.

Esta vez, el cantante utilizaba una metáfora automovilística para comparar su característico estilo e inigualable 'flow' en las pistas de baile con la potencia de un Bugatti: "Bad Bunny en una pista es un Bugatti en un carril".

Bad Bunny tiene un exclusivo Bugatti Chiron Sport 110 ans, valorado en 3,2 millones de dólares que adquirió en octubre del año pasado simplemente para su intervención en la entrega virtual de los premios Latin Grammy 2020.

Aunque el propio Bad Bunny haya reconocido que no fue buena idea llevar el Bugatti Chiron de edición especial a Puerto Rico, y que ahora no sabe qué hacer con él, no ha podido evitar que el carro francés de 1.500 CV se convierta en un ícono para sus admiradores.

De eso ha sacado partido, su compatriota Luis Fernando, un conocido artista que diseña y vende cromos holográficos personalizados de cantantes y deportistas famosos de Puerto Rico y que ahora ha lanzado una reproducción en miniatura hecha a mano del Bugatti Chiron de Bad Bunny y se está vendiendo bastante. El Bugatti de Bad Bunny ha despertado tal pasión y veneración que se ha convertido hasta en pieza de coleccionismo.

La pieza de colección, de la que sólo existen 15 unidades, no le falta ningún detalle e incluye hasta una foto del cantante puertorriqueño, el artista más escuchado en 2020 en Spotify.

El Bugatti a escala del reguetonero Bad Bunny, bautizado como 'Bad Bugatti', se puede adquirir por 85 dólares (antes costaba 200) a través de la tienda online 'Home of Holo' de Luis Fernando.