Ale Sanz a su ex: 46 mil dólares no, solo 15 mil mensuales

El cantante español Alejandro Sanz, que anda de novio con la artista visual cubana Rachel Valdés, igual está metido en un litigio de divorcio bastante fuerte con su ex Raquel Perera
Ale Sanz
 

Reproduce este artículo

El cantante español Alejandro Sanz, novio de la artista cubana Rachel Valdés, ha respondido a la demanda que su ex mujer Raquel Perera le interpuso ante la justicia de Miami hace unos días y por la cual le embargaron bienes en ese país.  

Sucede que ahora, el artista acaba de tomar el mando en dicho conflicto y se ha dirigido a la corte de Miami para solicitar que se desestime esa demanda de divorcio presentada por su exmujer, porque él había interpuesto una en España, un poco antes.

El cantante de “Corazón partío” pide que se desestime la demanda porque tal y como recogen la capitulaciones matrimoniales que ambos firmaron cuando se casaron en España, el proceso de divorcio debe ser llevado por la justicia de ese país, y no en Estados Unidos, aunque su familia ahora radique allí.

Dentro de lo que alega Sanz es que Raquel, su ex, ha actuado de mala fe, ya que él ha llevado los gastos del divorcio por ambos lados, y las cifras que pide como pensión vitalicia por parte del cantante, son escandalosas.

Por ello, Ale Sanz le rebajó los numeritos de la pensión de 46 mil dólares mensuales a 17 mil. ¿Una bobería, verdad?

El 29 de mayo Raquel Perera solicitó a la justicia estadounidense que todos los bienes del cantante fueran embargados hasta que se hiciera un reparto equitativo de los mismos, aludiendo al temor de que Alejandro Sanz despilfarrase su riqueza con su nueva pareja, la cubana Rachel Valdés, de 30 años. No obstante, la cubana ha estado enfocada en su arte y no ha dicho una palabra del problema por el que está pasando su chico.

Alejandro Sanz de 51 años se encuentra en pleno conflicto legal contra su ex mujer, junto a ella tuvo dos hijos, Dylan y Alma, aunque no son los únicos del cantante, ya que tiene otros dos retoños, Manuela y Alexander.