Skip to main content

Organización sindical latinoamericana denuncia arresto de cubanos en protestas

La Alternativa Democrática Sindical de las Américas condenó el encarcelamiento de tres defensores de los derechos laborales cubanos

Actualizado: 11 October, 2022

 

La confederación multinacional “Alternativa Democrática Sindical de las Américas” (ADS), condenó este domingo a través de un comunicado el encarcelamiento de tres cubanos, defensores de los derechos laborales, que participaron en un cacerolazo en la provincia de Holguín.

“Desde Alternativa Sindical hemos realizado una solicitud al presidente Miguel Díaz-Canel. Él tiene que poner en libertad a los trabajadores que protestan. Los trabajadores tienen garantizado el derecho a la protesta, el derecho a la huelga, cosa que no hace la CTC (Central de Trabajadores de Cuba) porque no es más que un instrumento comprado, plegado y pagado por el régimen de gobierno”, indicó Mariano Mena, asesor del secretariado de la plataforma continental, con sede en Bogotá.

El dirigente sindical advirtió que “estas detenciones, de carácter arbitrario, solamente se dan en regímenes totalitarios y cuando se sienten acorralados, cuando ya no tienen repuesta ni salida a las críticas de la población”.

“Y esto que está pasando en Holguín que se está repitiendo en toda Cuba, no es otra cosa que la desesperación que tiene la población por ver resuelto su problema, uno de los principales es el de las libertades, y el segundo, es el del hambre que hay en Cuba”, concluyó.

Los sindicalistas independientes cubanos detenidos fueron el médico Ramón Zamora Rodríguez y sus dos hijos, Yisán y Lisán Zamora Ricardo, miembros de la ASIC.

Los tres activistas se encuentran bajo arresto desde el pasado 5 de octubre en el Centro de Instrucción Penal y Policial de la ciudad de Holguín, luego de un toque de cazuelas en el que participó toda la familia junto a sus vecinos, en protesta por la falta de electricidad, según la denuncia de la organización.

Agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y de la Seguridad del Estado allanaron la vivienda de los sindicalistas e incautaron sus teléfonos móviles; así como documentos y materiales sobre talleres de derechos laboral que impartían en sus reuniones.

La esposa de Zamora Rodríguez, Mailín Ricardo Góngora, también fue arrestada, pero liberada esa misma noche.

La Alternativa Democrática Sindical de las Américas denunció que los tres detenidos “están siendo acusados de un supuesto delito de desórdenes públicos”.

Las detenciones “se deben al desespero de la dictadura por todas las protestas por las que está atravesando en este momento, es obvio que van a intentar culpar a los cubanos en el extranjero, a los invasores, van a recurrir a todo tipo de argumentos a los cuales históricamente han recurrido”, aseguró Mena.

El dirigente sindical añadió que, no obstante, “el pueblo cubano ya no come cuento. Está desesperado y cuando un pueblo con hambre sale a protestar y a pedir libertad, lo que te deja claro es que ya el estómago no solamente es el problema, también el tema de la libertad. Y es lo que está pidiendo hoy el pueblo de Cuba”.

La ASIC también condenó la "clara persecución política y el acoso" contra la organización en la isla, y pidió a la comunidad internacional "que rechace este tipo de acciones que se repiten constantemente en contra de nuestros compañeros de Cuba".


Derechos Humanos