Skip to main content

Denuncian chantaje a madre de Laritza Diversent, abogada y defensora de DDHH

Laritza Diversent, directora del Centro de Información Legal Cubalex, denunció que la policía política cubana acosa a su madre en la isla

Actualizado: 4 November, 2022

 

Laritza Diversent, directora del Centro de Información Legal Cubalex, denunció que la policía política cubana acosa a su madre en la isla para que ella deje su labor como defensora de los derechos humanos.

“Si tú convences a tu hija de que termine con lo que hace, entonces te vamos a resolver tus problemas de vivienda y la operación que necesitas”, le dijeron este jueves dos agentes de la Seguridad del Estado a Maricelis Cambara, según informó el medio CubaNet.

Diversent, una abogada especialista en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, fundó y dirigió durante 6 años en la isla la ONG Cubalex, hasta que la obligaron a refugiarse en Estados Unidos. La organización proporciona asesoría legal gratuita a perseguidos políticos y otros grupos de personas vulnerables en Cuba.

Su madre tiene una discapacidad física por un accidente en la niñez. Maricelis Cambara no puede mover su pierna izquierda y padece dolores. De acuerdo con CubaNet, los oficiales la presionan para que acepte una cirugía que supuestamente mejorará su calidad de vida, a cambio de interferir en el trabajo de su hija.

“También le prometieron que cesarían las agresiones, mayormente verbales, que ha sufrido por parte de sus vecinos en los últimos años”, agrega la periodista Claudia Padrón Cueto. Por último, la Seguridad del Estado advirtió a la anciana que solo si Laritza Diversent deja su trabajo a favor de los derechos humanos, le permitirían reencontrarse con ella.

La jurista denuncia, en declaraciones al medio citado, que la policía política usa a su madre para presionarla. “Esto me convence de que hay que seguir haciendo el trabajo porque algo hacemos bien. Si no les preocupara Cubalex no acosarían una mujer con discapacidad, de 63 años”, dijo Diversent.

No es la primera vez que ella y su madre reciben amenazas de las autoridades, según ha denunciado Cubalex. En agosto de 2021 la anciana fue visitada por oficiales y “fue advertida que ella misma podía ser juzgada por el trabajo de su hija”.

También la “amenazaron con interceptar a Laritza Diversent en Estados Unidos u otro país y llevarla hasta Cuba para juzgarla”. Entre las preguntas que hicieron a la madre de la abogada el año pasado fue en qué ciudad norteamericana reside la activista.

Esta semana los agentes de la policía política le dijeron a Cambara que la volverían a visitar para saber la respuesta de su hija.

“La labor de Cubalex me trasciende. Estoy para dirigir, pero no soy toda la organización (…) No voy a usar mi posición de liderazgo para hacer retroceder la organización por chantajes (..) Si yo mañana renuncio para que dejen a mi mamá en paz, Cubalex va a seguir existiendo y trabajando, que es lo que Cuba necesita”, afirmó la abogada.

De acuerdo con la organización, este no es el único ataque que recibieron en los últimos días. “Familiares de nuestra asistente ejecutiva María Bonet han sido citados y acosados”, denunció Cubalex en redes sociales.

“También denunciamos que a nuestro abogado Julio Ferrer, quien cumplió prisión cuando la mayor parte del equipo tuvo que exiliarse, no le permiten salir del país de modo arbitrario”, agregó la ONG.


Derechos Humanos