Rolando Meriño dice que fue vetado por Presidente del Inder
El suceso salió a la luz pública ahora casi 20 años después en una entrevista de Meriño con el grupo de Facebook “Avispas Rojinegras de Cuba”
Rolando Meriño dice que fue vetado por Presidente del  Inder

Uno de los mejores receptores cubanos en este siglo, Rolando Meriño, reveló que estuvo vetado del equipo Cuba entre 2002 y 2005  por una decisión personal del presidente del Instituto estatal de deportes (INDER), Humberto Rodríguez.

El ex jugador de Santiago de Cuba, que vive en la actualidad en Málaga, España, dijo que en 2001 tuvo un fuerte encontronazo con Rodríguez en el despacho de este en el Coliseo de la Ciudad Deportiva de La Habana y que entonces el dirigente en represalia orientó que no quería su presencia en ninguna competición internacional.

El suceso salió a la luz pública ahora casi 20 años después en una entrevista de Meriño con el grupo de Facebook “Avispas Rojinegras de Cuba”, dedicada a los beisbolistas de Santiago de Cuba. Al parecer el problema con el funcionario deportivo se suscitó después del Mundial de Taipéi de China donde Meriño integró el elenco campeón pero como jugador de cambio. 

Oficialmente nunca se informó en los medios de esa medida contra el pelotero.

Meriño dijo en la entrevista que en el 2006 pudo reaparecer en la arena internacional gracias al  mentor Antonio Pacheco que lo incluyó en la nómina del Cuba a un torneo en Holanda en contra de la opinión del directivo Carlos Rodríguez quien aún cumplía la directiva del reemplazado titular del INDER.  En octubre de 2005 Humberto Rodríguez ya había sido sustituido en el cargo por Christian Jiménez.

El ex receptor, de 22 Series Nacionales, luego asistiría a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y al Clásico Mundial de 2013. Además de sus seis títulos nacionales con Santiago de Cuba, logró dos medallas olímpicas de plata, en Sydney 2000 y Beijing 2008 y el oro en el Mundial de Taipéi en 2001.

Comentó que hubiera deseado ser director del equipo Santiago de Cuba pero que “el gobierno (provincial) lo decepcionó”.

Explicó que pensaba retirarse en el 2011 pero el principal dirigente comunista de Santiago de Cuba, Lázaro Expósito lo convocó a él y al pitcher Norge Luis Vera para una reunión a las cinco de la madrugada para pedirles que jugaran un año más. Meriño accedió y tuvo que posponer un contrato que tenia en Holanda, compromiso que conocían la Comisión Nacional y las autoridades de su provincia, informó.

Dijo que pasado el año que se le pidió se decepcionó porque los dirigentes no se acordaron del compromiso adquirido. “Pensé entonces que debía buscar mi vida y que no podía esperar nada. Ahí cambiaron las cosas”.

En 2013 salió hacia Francia y jugó en la liga local por cuatro temporadas, y una como manager, antes de pasar a España.

Meriño no sólo resolvió lo suyo sino también diseñó la salida de Cuba de su hijo Patrick, en agosto de 2018 con rumbo a Haiti donde gestionó la residencia y luego pasó a República Dominicana donde como agente libre firmó con los Tampa Bay Rays de las Grandes Ligas en junio de 2019, un proceso en el que el novato contó con la imprescindible ayuda de su padre, según el  propio joven declaró al sitio de las “Avispas Rojinegras de Cuba”.