Régimen regala carros a deportistas para comprar lealtades

El castrismo entregó 20 carros con marcas como Peugeot o Mercedes Benz. Esta es una práctica para evitar fugas que pone en práctica cada año
Autos
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano, por intermedio de las autoridades deportistas de la isla, entregó 20 carros a igual número de atletas de alto rendimiento en Cuba para comprar sus lealtades y evitar fugas en eventos de alto nivel. Esta es una práctica que pone en práctica todos los inicios de año.

Según medios oficialistas, los autos fueron “obsequiados” a los siguientes deportistas: los canoístas, Serguey y Fernando Dayán, Julio César La Cruz, Andy Cruz, Arlen López y Roniel Iglesias (boxeo), Juan Miguel Echevarría, Maikel Massó, Yaimé Pérez (atletismo), Omara Durand y su guía Yuniol Kindelán, Leonardo Díaz, Robiel Yankiel Sol y Leinier Savón (paratletismo).

También volvieron a renovar los coches del taekwondoca Rafael Alba, el tirador Leuris Pupo, la judoca Idalys Ortiz y los luchadores Reineris Salas, Luis Alberto Orta y el cuatro veces campeón olímpico, Mijaín López. Un acuerdo del régimen confirma que los autos se entregan de forma gratuita a personalidades del deporte en Cuba.

El luchador López se quedó con el coche más valioso en la entrega, un Mercedes Benz E-200, mientras la judoca Idalys Ortíz se hacía con las llaves de un Peugeot 508. Como siempre, los cubanos de “a pie”, mirando desde la vitrina estas “entregas”, pues ellos no pueden ni soñar con estos coches.

“Resulta igualmente imprescindible destacar los innumerables esfuerzos que respaldan los triunfos y las trayectorias que hoy se premian, porque cada medalla está gestada con el aporte de técnicos, médicos, sicólogos, fisioterapeutas y otros especialistas y trabajadores muchas veces anónimos, merecedores de todo nuestro aprecio”, dijo el titular del C2-1000 metros junto a su compañero Fernando Dayán Jorge.

El año pasado, inicios de 2021, el “regalo” se produjo con autos de uso. Entonces se dijo que “el gesto” de entregar vehículos era para los deportistas que destacaban por su “compromiso con la tierra de Fidel y Raúl”. El régimen hace el mismo teatro con los deportistas cubanos como si con ello pagaran todo el dinero que les quitan por sus premios en competiciones internacionales.