Real Madrid gana la Supercopa de España en tanda de penaltis

Luego de 120 minutos sin goles en un partido equilibrado, la tanda de penaltis definió este domingo el campeón de la Supercopa de España, en su nuevo y polémico formato, en el King Abullah Sport City de Yeda, Arabia Saudita.

El Atlético le regaló el balón a un Madrid que no supo qué hacer con él. Los colchoneros, eso sí, al menos en esta ocasión sí salieron arriba para incomodar la salida de pelota de los merengues. De hecho, con esa presión alta llegó la mejor ocasión de los del Cholo en los primeros 45 minutos.

Ferland Mendy cedió atrás para Sergio Ramos, que hizo una de las suyas y le regaló el balón a un Joao Félix que acabó fallando en el remate final. El sevillano dio un pase inexplicable hacia la frontal del área, el luso se hizo con el esférico y acabó rematando desviado ante la meta de Courtois. El belga que, por cierto, solo tuvo que hacer una parada tras un disparo lejano sin ningún peligro.

Los de Zinedine Zidane poco a poco se quitaron la presión del Atleti de encima y se hicieron dueños del choque. Los madridistas dominaban la pelota, pero no sabían qué hacer con ella. Ninguno de los cinco centrocampistas que puso en el campo 'Zizou' encontró profundidad y Oblak vivió tremendamente tranquilo toda la primera parte.

Luka Jovic, además, volvió a parecer la isla que ya pareció ante el Valencia. Sus compañeros no le encontraron y el serbio volvió a estar muy incómodo. La única oportunidad merengue antes del descanso ni siquiera fue con la pelota en juego. Casemiro remató completamente solo un saque de esquina botado por Kroos y su cabezazo se fue arriba por centímetros.

En los primeros seis minutos del segundo tiempo, el Madrid hizo más que en todo el primero. Jovic por fin fue protagonista y estuvo a punto de marcar tras una gran jugada individual y un muy buen pase de Modric. El serbio, que poco antes ya había dejado una gran conducción, hizo un doble recorte ante dos defensas colchoneros y acabó rematando cruzado a puerta. Su disparo lamió el poste izquierdo de Oblak y acabó fuera.

El encuentro siguió sin ser un alarde de buen juego por parte de ninguno de los dos equipos, pero a pesar de eso el Madrid mejoró algo con respecto a los primera 45 minutos. Fede Valverde, de hecho, tuvo el gol en su cabeza en la que fue la ocasión más clara de los merengues hasta ese momento. El charrúa remató a apenas tres metros de la meta de Oblak, pero su cabezazo rebotó en su rodilla y se fue fuera cuando parecía imposible fallar.

El Atlético terminó contestando a la oportunidad madridista con una gran conexión entre Trippier y Morata. El delantero se quedó en buena posición ante Courtois, pero definió mal y el belga la sacó con una buena parada en el primer palo. El choque se volvió un poco loco desde entonces y en el descuento el Madrid pudo llevarse la final por mediación de Rodrygo. El balón se le quedó franco al brasileño dentro del área, pero le pegó mal y se fue a las manos de Oblak.
 

El Atleti cae en penaltis

Antes de llegar a la más que previsible prórroga, Thomas probó suerte de falta en un tiro que casi sorprende a Courtois. Los rojiblancos se mostraron más enteros en el tiempo extra y tuvieron varios acercamientos peligrosos, pero los merengues aguantaron el resultado. El empuje de los de Simeone, no obstante, provocó que Fede Valverde tuviera que autoexpulsarse a falta de cinco minutos para el final. Morata se quedó completamente solo ante Courtois y el madridista le derribó desde atrás con una entrada durísima.

Tras la roja al mediocampista, el Atleti apretó todavía más si cabe y pudo marcar en dos ocasiones. El arquero madridista salvó a los suyos en ambas y evitó la victoria colchonera. La prórroga se volvió aún más loca, pero al final el Madrid aguantó hasta los penaltis. En el arte de los 11 metros, los merengues volvieron a demostrar que le tienen comida la moral a los colchoneros y ganaron con facilidad. Sergio Ramos anotó la pena máxima decisiva, que vale al Real Madrid para ser campeón de la Supercopa de España.

Secuencia de penaltis:

Gol de Carvajal

Falla Saúl (al palo)

Gol de Rodrygo (entró por Isco en el 60)

Falla Thomas por parada de Courtois

Gol de Modric

Gol de Trippier

Gol de Sergio Ramos

Zidane, con las bajas de Benzema, Bale y Hazard, alineó como regulares a Courtois, Carvajal, Varane, Ramos, Mendy, Valverde, Caseiro, Kroos, Modric, Isco y Jovic (en el banco quedaron Areola, Militao, Marcelo, James, Mariano, Vinicius y Rodrygo).

Por su parte, Simeone abrió con Oblak, Trippier, Felipe, Giménez, Lodi, Corre, Thomas, Herrera, Saúl, Morata y Joao Félix (en el banco Adán, Arias, Savic, Hermoso, Marcos Llorente, Vitolo y Riquelme).

Entre los mejores momentos del partido, estuvieron el disparo de Morata que en el minuto 19 salió afuera muy cerca de la puerta de Courtois, y un remate de Casemiro que cerca del cierre del primer tiempo, en el 43, también pasó casi rozando la portería de Oblak.

Otros fueron el cruce de Jovic en el minuto 55, cuando el balón casi entra en la portería colchonera,  y después las amenazas de Modric (57) y Valverde (67). En el 78, Courtois debió esforzarse y sacar a tiro de esquina un tiro de Morata, y dos minutos después Casemiro salvaría la puerta merengue sacando a córner otra gran ocasión de gol del Atlético.

El partido se rompió en los minutos finales del segundo tiempo, con trámite de puerta a puerta pero sin que apareciera el gol.

Pocas ocasiones se sucedieron hasta el final, con oportunas intervenciones de los porteros, las últimas de Oblak en el minuto 109, un doble paradón, y de Courtois en el 118, que evitó un gol en propia puerta de Mendy.

Fue la quinta final a un solo partido entre los dos equipos madrileños en poco más de seis años, luego de las dos de Champions para el Real Madrid (2014 y 2016), y la de Copa del Rey (2013) y la de Supercopa de Europa (2018) para los colchoneros. El balance está ahora a favor de los merengues.

(Con información de agencias)