Gesto de Cristiano Ronaldo provoca pérdidas millonarias a Coca Cola

El valor de las acciones de esta empresa cayó tras el polémico gesto del futbolista luso
Cristiano Ronaldo
 

Reproduce este artículo

El futbolista luso Cristiano Ronaldo protagonizó una de las imágenes virales de la semana en la rueda de prensa previa al choque Portugal-Hungría de la Eurocopa y con ello desplomó las acciones de la empresa Coca Cola provocándole pérdidas millonarias.

El portugués tenía dos Coca-Colas en la mesa donde iba a atender a los periodistas y las apartó y en su lugar colocó una botella de agua. Sucede que la marca americana es patrocinadora de la Eurocopa, pero CR7 dijo que el agua era más saludable. Cristiano no va a ser sancionado por la UEFA, pero su rechazo hacia la marca de refrescos no sentó nada bien a Coca-Cola.

Además, prueba de la notoriedad y la importancia que puede tener una estrella como él es que las acciones de la compañía se desplomaron desde que él alejó las botellas de enfrente a su rostro.

Según datos oficiales el valor en bolsa de The Coca Cola Company, bajó casi 500 millones de dólares frente al cierre del lunes, al pasar a poco más de 239.476 millones de dólares a 239.000 millones. La pérdida habría superado los 3.000 millones de dólares, cayendo las acciones hasta un mínimo de 55.22 dólares por cada acción.

Esto resume que en solo 30 minutos Coca-Cola pasó de valer 242.000 millones a 238.000, un auténtico desplome en el valor de una marca que lo que precisamente paga a la UEFA es por publicidad. Precisamente para lo contrario, para que su imagen crezca y su valor también.

Algunos usuarios han elogiado al portugués por defender el consumo de agua frente al de refrescos como este, aunque otros le recriminan la hipocresía al ser imagen de otras marcas como KFC (comida rápida) o Herbalife (suplementación).

En cuanto a lo profesional Cristiano Ronaldo continúa batiendo récords. El delantero portugués se convierte en el único futbolista que ha disputado 5 Eurocopas en toda la historia del fútbol. Su doblete ante Hungría le ha valido también para convertirse en el máximo goleador de la historia de este prestigioso torneo.