Boxeador cubano en España: "Hui de Cuba, me escondí en Rusia y me encarcelaron en Alemania"

El joven boxeador cubano contó su calvario para salir de la isla cuando está a punto de convertirse en olímpico por España
Enmanuel Reyes
 

Reproduce este artículo

El joven boxeador cubano Enmanuel Reyes contó su calvario para salir de Cuba a la prensa gallega, cuando está a punto de convertirse en pugilista olímpico por el país que le brindó cobija, España.

Un coruñés de adopción va camino de conseguir para España una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se llama Enmanuel Reyes nació en La Habana en 1992 y tiene apenas 28 años, pero para llegar hasta ese punto de su carrera ha tenido que pasar un verdadero horror. 

“Hui de Cuba, me escondí en Rusia y me encarcelaron en Alemania”, dijo al diario La Voz de Galicia, el boxeador cubano afincado en A Coruña sobre cómo llegó a España persiguiendo el sueño que está a punto de lograr, ser pugilista olímpico.

Reyes pertenecía al equipo cubano de boxeo, pero según contó “no le dieron la posibilidad” de llegar a lo más alto del boxeo en la isla, que es amateur. Así que animado por su familia emprendió un viaje arriesgado para llegar a España.

Con 16 años subió al equipo juvenil y empezó a asistir a torneos internacionales y todo apuntaba a que Reyes destacaría en una selección plagada de atletas de alta calidad pero no fue así.

Sin posibilidades en Cuba, tomó el camino del “no retorno”. Voló a Moscú y después a Bielorrusia, donde estuvo durante un mes intentando averiguar cómo entrar a la Unión Europea junto a su tío, que se había desplazado hasta Rusia para buscarle. De Bielorrusia viajó de nuevo a Moscú y pasó cuatro meses encerrado en un cuarto.

De Rusia viajó hasta Austria, donde pidió asilo político y permaneció dos meses en un centro de refugiados. Pero su siguiente parada fue Alemania, desde donde intentó cruzar a Francia en bus, pero fue detenido en la frontera y allí se complicó su estadía en Alemania.

Ocho semanas después, lo volvieron a mandar a Austria. Estaba muy cansado y decidió jugársela: voló de Austria a Barcelona sin ningún problema y después a A Coruña, en Galicia, donde le esperaba su familia.

Pero tras vivir un auténtico horror hace solo cuatro años, logró instalarse en Galicia y, desde ahí, apuntar a los Juegos de Tokio. Algo que está a solo dos victorias de conseguir y lo hará en peso pesado y como deportista español, uniéndose a una extendida ficha de cubanos que compiten bajo la bandera de su país de adopción.

A mediados de febrero de 2021, Reyes se convirtió en el primer boxeador gallego en la historia que gana el prestigioso torneo Bocskai memorial de Hungría. El habanero apenas había conseguido nacionalizarse como español, hacía un mes y ya estaba dándole logros a su nación de acogida.

Su aspiración de estar en los Juegos Olímpicos de Tokio, lo ve con buenos ojos la Federación Española de Boxeo que considera que su integración al equipo nacional de élite masculino “podría ser favorable para las aspiraciones de España en los próximos Juegos Olímpicos”.

De la mano del entrenador Chano Planas, Reyes logró un recorrido de categoría en todo el torneo. En semifinales en la categoría de -91 kilos venció por puntos al húngaro Daniel Baracsi.

En la siguiente jornada, se jugó el pase a la final ante el francés Wilfriend Florentin al que ganó sin margen de error y en la gran final se vio las caras con el argelino Abdelhafid Benchabla al que venció para alzarse con el título de campeón del torneo Bocskai de Hungría.