Asesinan a recordista mundial en Kenya

Agnes Tirop, de 25 años, fue hallada muerta en su casa con puñaladas en el abdomen
Kenyana
 

Reproduce este artículo

La recordista mundial de la carrera de 10 kilómetros para mujeres, la kenyana Agnes Tirop, de 25 años, fue encontrada muerta este 13 de octubre, en su casa y con varias puñaladas en el abdomen.

La atleta también había competido recientemente en la prueba final de los 5000 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio. Tirop fue encontrada sin vida en Iten, en el condado de Elgeyo-Marakwet, en Kenia.

Según los reportes de prensa, su ex novio es el principal sospechoso del asesinato. Hace dos meses, Tirop venía de ser cuarta en la final de los 5 mil metros, quedándose a menos de un segundo de un metal olímpico. Tenía fijada esa meta para París 2024.

La Asociación de Atletismo de Kenia (AK) en un comunicado, señaló que "siguen trabajando para desenterrar más detalles en torno a su fallecimiento". También dijo que Kenya había "perdido a una joya que era uno de los gigantes del atletismo de más rápido crecimiento en la escena internacional, gracias a sus llamativas actuaciones".

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, también homenajeó a la campeona: “Es inquietante, extremadamente triste perder a una atleta tan prometedora y tan joven que, a los 25 años, ya había aportado gloria a nuestro país por sus éxitos en la pista”.

“Su muerte es aún más difícil de encajar porque Agnes, heroína de Kenia, ha sido víctima de un acto criminal cobarde y egoísta”, agregó el mandatario.

Hacía poco más de un mes, el 12 de septiembre, que había batido el récord mundial en los 10 kilómetros, en el evento de su marca Adidas, organizado en Alemania. Tirop había recorrido los 10 000 metros en solo 30 minutos y 1 segundo.

“Estoy muy contenta de haber batido el récord mundial. Sentí que el ritmo era bueno. El recorrido también era muy bueno", había dicho entonces sobre la carrera. Tirop estaba a pocos días de su cumpleaños número 26.

Además la corredora había subido dos veces al podio mundial de los 5000 metros, ganando el bronce en Londres 2017 y Doha 2019. Como fondista, había destacado desde joven, cuando ganó sendos bronces mundiales sub-20 en 5000 metros en Barcelona 2012 y Eugene 2014.