Alerta en el club brasileño Flamengo por el coronavirus

Según la nota del Flamengo, tres futbolistas, seis empleados, dos de empresas subcontratadas y 25 familiares de estos resultaron positivos a la COVID-19
Alerta en el club brasileño Flamengo por el coronavirus
 

Reproduce este artículo

El club brasileño de fútbol Flamengo anunció este jueves a través de un comunicado que 38 personas vinculadas a la entidad dieron positivo al test por el nuevo coronavirus.

La noticia llega dos días más tarde del fallecimiento de Jorginho, fisioterapeuta del club con más de 40 años de labor en el club, y como resultado de 293 pruebas realizadas entre el 30 de abril y el 3 de mayo pasados.

Según la nota del Flamengo, tres futbolistas, seis empleados, dos de empresas subcontratadas y 25 familiares de estos resultaron positivos a la COVID-19, quedando otros dos casos de jugadores que registraron anticuerpos IGC positivos.

Los directivos aclararon que todos los casos fueron reportados de asintomáticos, por lo que su estado de salud es normal y ofrecieron declaraciones acerca de cuál será la estrategia a seguir para tratar esta situación.

“Para aquellos que dieron positivos, todos asintomáticos, las medidas serán aislamientos y cuarentena, seguimiento diario con cuestionarios sobre signos vitales y evolución, además de nuevas dosis en serie de pacientes y contactos hasta que se resuelvan los casos”, aclara el comunicado.

La propia nota explica que en el caso de los atletas cuyos familiares o empleados resultaron positivos serán sometidos a una cuarentena con un seguimiento diario y, si estas fueran negativas, se sumarían al trabajo “en un plazo de tiempo seguro”, mientras que con los positivos “se seguirá el estándar de conducta”.

El club, actual campeón de la liga brasileña y la Copa Libertadores, también hizo pública esta semana la decisión de reducir, previo acuerdo con los jugadores, el salario de estos en un 25% entre los meses de mayo y junio, debido al parón de las competiciones a causa de la pandemia.

“La crisis económica resultante de la pandemia de la COVID-19 es grave y afecta a todos”, fue el pronunciamiento de la institución al respecto, la cual también llevará a cabo una postergación de los derechos de imagen de los futbolistas durante estos meses, con pago retroactivo a partir de enero de 2021.

A pesar de que Brasil registra más de 8 500 fallecidos a causa del nuevo coronavirus, el presidente del país, Jair Bolsonaro, ha insistido en que el fútbol se reanude durante la pandemia.

El popular club de Río de Janeiro se encontraba en busca de la defensa de su título de la Copa Libertadores cuando la pandemia obligó a detener el torneo y sus directivos esperan que el torneo continental pueda ser reanudado, pues de ganarlo serían el primer equipo en lograr un doblete desde que Boca Juniors lo hiciera entre 2000 y 2001.

El presidente de la institución, Rodolfo Landim, ha debatido en varias ocasiones las recomendaciones del gobierno de Rio de Janeiro y se ha posicionado a favor del regreso a los entrenamientos, mientras que el vicepresidente general, Rodrigo Duncschee, ha dicho que prefiere obrar con más calma.