Cubano Adolis García no está en los planes de Texas

Fue sacado del roster de los Rangers para darle cabida al recién firmado Mike Foltynewicz
Adolis García
 

Reproduce este artículo

El toletero cubano José Adolis García de 27 años (cumple 28 en marzo) fue puesto en asignación (sacado del roster de los 40 jugadores) para hacerle espacio al recién firmado lanzador abridor, Mike Foltynewicz, dijo el vicepresidente de Texas Rangers y amplió en su Instagram el periodista especializado, Francys Romero.

“Adolis no está en los planes inmediatos de Texas y lo argumento por esta movida y por los escasos seis turnos al bate que recibió en 2020. Igual creo es un talento muy joven para buscar Asia o México. Como dije una vez: ´no son las mismas oportunidades para todos”, agregó en Instagram, Romero.

Según el blog de “Swing Completo” hace un año, José Adolis García tenía un escenario bastante diferente al actual porque “estaba recién adquirido por los Rangers de Texas desde los Cardenales de San Luis y recibiría el chance de pelear en el Spring Training por un puesto como jardinero del equipo grande”. Pero acaba de recibir un balde agua fría por parte de la misma franquicia tras sacarlo del listado de 40.

Dicen que el paso de García por Texas puede acabar en apenas tres juegos en la Gran Carpa, siete apariciones al plato y seis turnos legales con el bate, en los cuales, se ponchó 4 veces, tomó un boleto y roleteo por el cuadro. Nada llamativo para el elenco de los de Texas.

Se cree que ambas partes están contra la pared tras esta decisión, pues el futuro del avileño está en vilo y los Rangers tendrán ahora una semana para cambiarlo a otro conjunto, despedirlo o que se convierta en agente libre. Si nadie lo reclama el avileño tendría que integrarse a las ligas menores. Esto sería lo único favorable para el jardinero, pues pudiera iniciar, en el peor de las situaciones, en Triple A la temporada beisbolera en Estados Unidos.

El paso de José Adolis por la Gran Carpa no es nada destacado, pues se resume en dos experiencias: 2018 con los Cardenales y el año pasado con los Rangers. En 24 juegos, sumó solo dos hits, una empujada y 11 ponches, además de una línea de .087/.125/.130. Esto contrasta con sus números en Triple A, donde literalmente la rompió en la costura, con 58 dobles, 12 triples, 57 jonrones, 177 empujadas, 179 carreras anotadas y 26 bases robadas (.260/.299/.505).