Receta fácil de buñuelos dulces fritos
Receta fácil de buñuelos dulces fritos, especialmente para ti
Receta fácil de buñuelos dulces fritos

 Este postre está hecho con yuca mezclada, huevos y harina. La mezcla se fríe con forma de círculo o de ocho y finalmente se sirve con un sirope o almíbar que se le añade por encima una vez servido. 

La masa para buñuelos fritos es muy sencilla de hacer pero es que además te daremos algunos consejos para que tus buñuelos dulces caseros sean los mejores de toda la ciudad.

Ingredientes:

  •  1 Huevo
  •  1½ tazas de Harina de trigo (210 gramos)
  •  ½ taza de Azúcar (100 gramos)
  •  1 cucharadita de Polvos de hornear o levadura química tipo Royal
  •  250 centímetros cúbicos de Leche
  •  1 cucharadita de vainilla
  •  1 pizca de Sal
  •  Aceite para freír
  •  Azúcar impalpable para decorar

Pasos a seguir para hacer esta receta:

1 Para hacer estos buñuelos dulces caseros empezaremos por trabajar los ingredientes secos. Para ello, tamiza en un bol la harina junto con la sal, el polvo de hornear y el azúcar.

2.A continuación, incorpora la leche y el huevo poco a poco y ve mezclando hasta conseguir una masa homogénea. Para conseguirlo puedes hacer un hueco en el centro de los ingredientes secos y verter la leche en el centro lentamente. Si quieres, puedes usar una batidora eléctrica.

3 Para terminar con la masa de los buñuelos dulces, añade la esencia de vainilla para darle un toque de aroma y sabor. Si quieres, también puedes usar otras esencias típicas de postres como ralladuras de limón o naranja.

4 Ahora que ya tenemos la mezcla para los buñuelos lista, calentamos una olla con suficiente aceite. Es importante que los buñuelos floten en el aceite así que procura calentar la cantidad necesaria.

5 Cuando el aceite esté bien caliente, ve añadiendo porciones de masa con ayuda de un cucharón y fríe los buñuelos hasta que se doren por un lado y por otro, durante unos 2-3 minutos máximo. Para terminar con toda la masa tendrás que hacerlos poco a poco y no olvides controlar la temperatura del aceite para que no se quemen antes de estar listos.

6 Retira a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y si quieres, cubre con un poco de azúcar impalpable para decorar. El tamizado nos garantiza que los ingredientes se repartan de forma uniforme y no nos quede una masa con grumos, así que no dejes de hacerlo.

{"preview_thumbnail":"/sites/default/files/styles/video_embed_wysiwyg_preview/public/video_thumbnails/8Jt0B2VgWOE.jpg?itok=WDLDfN1S","video_url":"https://www.youtube.com/watch?v=8Jt0B2VgWOE","settings":{"responsive":1,"width":"854","height":"480","autoplay":1},"settings_summary":["Embedded Video (Responsive, autoplaying)."]}