Ensalada César, una receta perfecta para combatir el calor

Ensalada César, es conocida en todo el mundo por su peculiar sabor. Aquí lo más importante es la deliciosa salsa César. Esta es sin duda una ensalada fresca y sabrosa perfecta para cualquier ocasión.

PARA HACER SALSA CESAR

Ingredientes 

  • 50 g de anchoas
  • Zumo de medio limón
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • una cucharadita de Salsa Worcester
  • 1 yema de huevo
  • 1/2 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen o virgen extra

Lo primero que vamos a hacer es saber cómo se hace la salsa Cesar porque no cabe duda que es el toque diferencial de esta ensalada, y en el que basa su popularidad.

  1. Ponemos en el vaso de la batidora la yema de huevo, la salsa inglesa, la mostaza, el zumo de limón, las anchoas y el diente de ajo.
  2. Trituramos con la batidora mientras agregamos aceite poco a poco hasta obtener una salsa, con la textura de una mayonesa. Reservamos en el frigorífico.

 ENSALADA CÉSAR PASO A PASO

Ingredientes  

  • 200 g Lechuga romana
  • Salsa César (ingredientes y preparación detallada abajo)
  • Picastostes de pan (pan tostado en cubitos)
  • 40 g Queso parmesano
  • 1/2 pechuga de pollo
  • Sal
  • Pimienta negra

COMO HACERLA  

  1. Salpimentamos la pechuga de pollo y hacemos a la plancha, reservamos.
  2. Lavamos la lechuga, podéis utilizar la variedad que os guste, pero si queréis hacer la más típica utilizad lechuga romana. La secamos y picamos finamente.
  3. Ponemos en la fuente o plato la lechuga, encima la pechuga cortada en trozos pequeños o en tiras, unos picatostes de pan y unos trocitos de queso parmesano.
  4. Incorporamos un poco de salsa, mezclamos y rallamos por encima queso parmesano.

Algunos tips para que quede especial

  1. cortar el queso parmesano en trocitos. Otra opción que queda muy bien y es más fácil de comer hacer escamas con un pelapapas
  • Para ahorrar tiempo puedes dejar todo listo con antelación, y luego aliñar en el momento de servir. No la aliñes con mucha antelación porque los picatostes absorberán humedad y no estarán crujientes.
  • Para una salsa con un gusto menos intenso, puedes disminuir la cantidad de anchoas. Quedará un poco más líquida pero igual de deliciosa.