Desayuno al estilo cubano

En la gastronomía cubana queda claro la influencia de costumbres como la españolas, tainas y africanas. La llegada de campesinos españoles que trabajaban en los campos de tabaco, haitianos que cultivaban azúcar y esclavos africanos aunaron una amalgama de sabores que es hoy la gastronomía cubana convirtiéndose, evolucionando y moldeando, poco a poco, esa mezcla de culturas.

El desayuno tradicional cubano es una de las comidas donde se puede ver claramente ciertas influencias de culturas que convivieron en la isla.

Sin lugar a dudas, el rey de la primera comida del día en Cuba es el café, considerado como uno de los más fuertes del mundo. Se combina con leche tibia y azúcar para rebajar su sabor amargo.

Junto a él, normalmente se acompañan unas buenas tostadas de pan cubano al que se le unta mantequilla y se suele mojar en el café, aunque se puede degustar por separado.

También podemos encontrar junto al café y las tostadas cubanas las frutas tropicales y para que el desayuno sea más completo se añade tortilla y hasta croquetas, queso o jamón.

La manera perfecta para comenzar el día con buen ánimo, ya que como se dice, barriga llena corazón contento