Algunos alimentos que no debes guardar en la nevera

Desafortunadamente, no todo se mantiene fresco en tu frigorífico. Por el contrario, algunos productos no se mantendrán frescos por más tiempo e incluso es peligroso guardarlos en tu frigorífico. 

Las cebollas son esenciales en tu cocina. Puedes usarlas para tantos platos diferentes que es prácticamente más difícil no usarlas mientras cocinas. Debido a que puedes conservar tus cebollas durante bastante tiempo, puedes comprarlas durante todo el año. Lo único es que necesitas saber cómo crear las circunstancias correctas para que no se estropeen. De esta manera, puedes mantener intactos el sabor y el valor nutricional de tus cebollas hasta por diez meses. La mejor manera de conservar tus cebollas es la misma manera que guardas tus patatas (que se mencionó en el punto anterior de esta lista). Simplemente no guardes tus cebollas junto a tus patatas en la despensa. Debido a los gases que liberan las patatas, podrían dañar las cebollas mucho más rápido. Preferiblemente, guarda tus cebollas en un lugar fresco y seco.

El ajo se utiliza en toneladas de recetas diferentes. Puedes conseguir ajo fresco en el supermercado o puedes cultivarlo tú mismo en tu jardín. Para conservar el ajo fresco por un largo periodo de tiempo, es bueno saber cuál es la mejor manera de guardarlos. Es mejor mantener el ajo en los llamados botes de ajo. Lo que no debes hacer es guardar el ajo en el frigorífico. La razón de esto es que cuando el ajo se mantiene en una temperatura fría, germinará y se estropeará mucho más rápido. Debes guardar el ajo en un lugar fresco y oscuro, tal como una despensa, por ejemplo, junto a tus cebollas. 

Si guardas el pan en tu frigorífico, se secará mucho más rápido. Si no logras consumir todo el pan de sola una vez, siempre puedes guardar un par de rebanadas en el congelador. De esa manera, al momento en que desees consumir el pan, podrás descongelarlo y se mantendrá suave. Trata de no comprar demasiado pan de una vez o, por ejemplo, trata de comprar dos mitades de una hogaza de pan en lugar de un pan entero para que te puedas comer una y guardar la otra en el congelador. 

Incluso si puedes conseguir hojas frescas de albahaca en el área refrigerada del supermercado, la albahaca en realidad no resiste las altas temperaturas y la planta se marchitará en tu frigorífico en poco tiempo. Además, la planta absorberá el aroma de los alimentos guardados en el frigorífico. Para mantener la albahaca fresca por más tiempo, debes tratarla como una planta o flor regular y colocar el tallo de la albahaca en un vaso con agua. Si te queda algo de albahaca después de preparar tu comida, blanquea la albahaca y ponla en el congelador. ¡De esta manera podrás disfrutar de tus hojas de albahaca durante mucho más tiempo!

La miel no solo es buena, sino que también es muy saludable. No es aconsejable guardar la miel en el frigorífico porque se espesa y, por lo tanto, es más difícil untarla. Si la dejas en una temperatura fría durante mucho tiempo, la miel se cristalizará, lo que provocará la pérdida del sabor dulce. La miel se conserva mejor a temperatura ambiente en un lugar seco y oscuro, preferiblemente en un frasco cerrado. La miel no se daña, pero la calidad de la miel puede disminuir después de aproximadamente dos años.

No estoy realmente seguro de si todavía hay personas que guarden su café en el frigorífico, pero para las personas que lo guarden, deténganse ya. Incluso de que no tengas espacio en tus estantes o en la despensa de tu cocina, no pienses que podría ser una buena idea guardarlo en tu frigorífico. Se dice que el café duraría mucho más tiempo si se guarda en el frigorífico, pero esto es absolutamente incierto. Al igual que los tomates, los granos de café frescos absorben los aromas de los otros alimentos que se guardan en tu frigorífico y, como resultado, al final tendrán un sabor diferente. De hecho, los otros alimentos en tu frigorífico incluso perderán su sabor. Lo mejor que puedes hacer es guardar tu café en un recipiente oscuro para que el aroma del café no se desperdicie. 

12 alimentos que no se deben guardar en la nevera