Ajiaco cubano para los días de lluvia

En días de lluvia lo mejor para un cubano es comer una buena sopa, caldosa o ajiaco caliente.

En Cuba utilizamos la palabra ajiaco como una forma de decir que está todo mezclado, principalmente en la cocina, cuando son muchos ingredientes diferentes que se utilizan en una receta. Pero también es utilizada en la cultura popular cuando se mezclan diferentes actividades como por ejemplo, en un concierto se anuncian música tradicional, salsa, reguetón, un cuarteto de cuerdas y una soprano.

También Leonardo Padura en una de sus novelas, uno de los personajes asegura que el ajiaco cubano, en cualquiera de sus versiones, “le saca ventaja a la olla podrida, al potpourri francés, al minestrone italiano, a la cazuela chilena, al sancocho dominicano y por supuesto, al borsch eslavo, que casi no cuenta en esta competencia de sabores latinos”.

Desde que empecé a sacar todos los ingredientes mis amigos empezaron a observar todo lo que iba haciendo, no querían perderse ni un detalle de la elaboración. Incluso alguno hasta iba tomando nota de los ingredientes.

Según la región del país, existen varios ajiacos, en atención a sus ingredientes y condimentos, pero todos tienen en común que se cocinan en un gran caldero y sin tapar.

Ajiaco Cubano

A pesar de la cantidad y variedad de los ingredientes que lleva el ajiaco cubano, su elaboración es simple y es un plato muy saludable. Su resultado es una exquisita mezcla de sabores muy bien armonizados.

Ingredientes

  • 1/2 kg de carne de puerco
  • 1/2 kg de carne de res
  • 1/2 pollo
  • 1 lata de maíz dulce o 4 mazorcas de maíz
  • 2 malangas medianas
  • 2 papas grandes
  • 1 boniato mediano
  • 1 yuca
  • 2 plátanos pintones
  • 125 g de calabaza
  • 2 tomates
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de orégano
  • 2 hojas de laurel
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 lima
  • 4 cucharadas de puré de tomate
  • 2 cucharadas de manteca de puerco

Cómo preparar ajiaco cubano

  1. Cortar las carne en trozos.
  2. Pelar y cortar las viandas.
  3. Cortar en tirillas el pimiento.
  4. El ajo se puede cortar en trocitos pequeños o en láminas aunque como usualmente se utiliza en Cuba es machacado.
  5. Una vez hecho esto se pone al fuego una olla grande y se le añade la manteca de puerco.
  6. Echar a sofreír las carnes para sellarlas.
  7. Retirar por un momento del fuego para añadir el resto de los ingredientes.
  8. Agregar agua hasta que cubra todos los ingredientes.
  9. Poner nuevamente al fuego sin tapar la olla.
  10. Dejar que se cocine durante unos 45 minutos.
  11. Rectificar la sal.
  12. Bajar a fuego lento hasta que se espese.
  13. Retirar del fuego.
  14. Servir.

Como ves la receta de ajiaco cubano es muy fácil de hacer y el resultado un plato espectacular.