Anciana fallece por coronavirus luego de ceder respirador a jóvenes
La paciente belga de 90 años prefirió que los equipos fueran utilizados en otra persona con más posibilidades de vida
Anciana belga de 90 años.
 

Reproduce este artículo

Una extraordinaria historia de solidaridad se conoció en Bélgica, luego de que una mujer nonagenaria renunció al respirador que le iban a colocar cuando se complicó su padecimiento de la COVID-19.

“He tenido una buena vida y no me preocupa morir”, dijo Suzanne Hoylaerts, según publicaron medios de comunicación de aquel país europeo.

La anciana prefirió que utilizaran el equipo en otra persona con más posibilidades de vida, y falleció a las 24 horas después.

Residente en Binkom, a 40 kilómetros de la capital Bruselas, ingresó en un hospital por dificultades al respirar y antes había sufrido una neumonía.

Según el parte médico, la saturación de oxígeno estaba en unos límites delicados y además dio positivo a la prueba del coronavirus que ocasiona la COVID-19, aunque había estado en aislamiento.

Los sanitarios siguieron con el protocolo para estos casos, y cuando decidieron aplicarle un respirador artificial que ayudara a muscular sus dañados pulmones, Suzanne lo rechazó: “Guardadlo para los jóvenes, ya he tenido una buena vida”.

El personal médico respetó su decisión, y al día siguiente se convirtió en una más de las 705 personas fallecidas en ese país hasta este martes.

El Servicio Federal de Salud belga indicó que entre el lunes y el martes se registraron 876 nuevos casos con test de laboratorio en Bélgica, lo que supone un total de 12 mil 775 contagios confirmados.

Bélgica tiene 4 mil 920 personas hospitalizadas por COVID-19, de las que 1021 se encuentran en cuidados intensivos.